Cómo integrar tu programa de facturación para Mac con todos tus dispositivos

Es bien conocida la incompatibilidad de los productos Mac con otros sistemas operativos, pero también lo es su compatibilidad con los dispositivos del universo Apple. Esto puede suponer una espada de doble filo, al menos en ciertas ocasiones.

Por tanto, y para aclarar cualquier duda, desde Debitoor te proponemos dos escenarios en los que puedes integrar tu programa de facturación para Mac con otros dispositivos.

Los cuatro típicos dispostivos en los que puedes usar un programa de facturación para Mac como Debitoor

Tienes un programa de facturación para Mac y tus otros dispositivos son Windows o Android

Este es un escenario muy común. Puede que en tu negocio trabajes con un Macbook pero al llegar a casa utilices tu Windows de toda la vida. Te funciona bien, así que ¿por qué cambiarlo?

En ese caso, debes encontrar una manera de integrar ambos, ya que a veces se llevan como el perro y el gato. Lo cierto es que mientras Mac trabaja muy bien a nivel móvil, mientras que Windows… Digamos que no comunica muy bien con smartphones.

Al final, como solución, te queda el invento más democrático después del mando a distancia: la nube. De esta manera, no tienes problemas de incompatibilidad al tener un programa de facturación para Mac y usarlo también en Windows.

Puedes hacer facturas en tu Mac y en cualquier otro dispositivo al tener tu programa de facturación en la nube. No se trata de una cuestión de sistema operativo, sino de navegador.

Por tanto, reduces la incompatibilidad y puedes trabajar desde ordenador, teléfono o tablet sin importar si usan iOS, Mac OS, Windows, Android, etc.

Tienes un programa de facturación para Mac y tus otros dispositivos son Apple

El otro caso, sería que todos tus dispositivos sean Apple: tu programa de facturación para iPad y también te valdría para el Mac o el iPhoen. Sigues teniendo la ventaja de tenerlo en la nube, sin embargo, hay otras ventajas que puedes aplicar directamente en Debitoor.

La primera de ella es sincronizar tus contactos. ¿Por qué? Porque de esta manera, si necesitas crear un cliente desde la app para iPhone o iPad puedes seleccionarlo desde los contactos, ahorrando el tener que incluir toda esta información.

Además, puedes compartir y guardar tus facturas, presupuestos y otros documentos de manera más fácil. Por ejemplo, si creas una factura desde el iPad y se la envías a tu cliente por e-mail, pero quieres tener una copia del PDF en tu Macbook, puedes compartir el PDF a través de AirDrop. De esta manera, no tienes que iniciar sesión en tu cuenta y descargártela en tu ordenador.

Otra opción, es la posibilidad de guardar el PDF de un documento en tu iCloud Drive, así puedes tener una copia de esta no solo en Debitoor, sino también en todos tus dispositivos y acceder a ella cuando lo necesites.

Esto puede aplicarse a la hora de registrar gastos. Si hay alguien en tu empresa que se encarga de registrar los gastos, siempre puede acceder al iCloud Drive, ya sea desde la app o desde la versión para ordenador y subir el PDF o foto del gasto.

Una solución de facturación solo para usuarios de Mac o para todos

Llegados a este punto, queda plantearse si es preferible un programa de facturación apto para ambos sistemas operativos. Al menos, siempre será mejor que usar las típicas plantillas de factura o tener que acabar por hacer las facturas en Excel.

En Debitoor nos gusta pensar de manera global y actuar de manera local. Por tanto, creemos que un programa de facturación que sirva para Mac debe poder usarse incluso en Windows, Linux o en dispositivos móviles.

No importa el dispositivo ni el navegador, siempre que tengas conexión a internet, puedes usarlo. Incluso, si trabajas offline, puedes guardar facturas con la app de Debitoor para iPhone y emitirlas una vez vuelvas a tener conexión.

Escrito por Sergio Lozano ÁlvarezSergio Lozano Álvarez, 19 Febrero 2019