5 cosas que hacer con tu programa de facturación a la vuelta de vacaciones

A estas alturas la mayoría de nosotros ya estamos de vuelta en la oficina, hemos guardado sombrillas y esterillas en el trastero, y algunos incluso ya han empezado la ardua tarea de comprar material escolar. Esto solo puede significar una cosa: el final de las vacaciones ya es una realidad.

Pero vayamos al grano. A nuestros usuarios lo que les interesa saber es, ahora que han vuelto a la rutina, ¿qué es lo primero que tienen que hacer?

Pues bien, una de las primeras cosas que te recomendamos, es ponerte al día con tu programa de facturación. ¿Cómo? Te lo contamos:

Lista de tareas por hacer

1. Comprueba que tus clientes te han pagado las facturas

Comprueba si tus clientes te han pagado. Para ello, puedes ir a tu listado de facturas, filtrar tus facturas por impagadas y ver así las vencidas e impagadas:

Ejemplo lista de facturas impagadas

Si tienes un plan M o L y tienes activada la conciliación bancaria, tus facturas se marcarán como cobradas automáticamente.

Si no te han pagado, no te preocupes. Al igual que tú, muchos de tus clientes han estado de vacaciones. Envíales un recordatorio de pago si la factura ha vencido.

2. Marca tus facturas como cobradas

Orden, orden y más orden. Esta es una de las principales claves para evitar errores en tu facturación. Si tus clientes te han pagado, recuerda marcar tus facturas como cobradas.

De esta manera, cuando entres en tu cuenta de Debitoor, podrás ver con tan solo un vistazo el estado de tu negocio a tiempo real.

3. Registra aquellos gastos que dejaste antes de irte de vacaciones

Es posible que tuvieras tiques o gastos que no registrarte antes de tus anheladas vacaciones. Pues bien, ahora es momento de ponerse manos a la obra antes de que se te olvide por completo.

Recuerda que es importante respetar el principio de prudencia, el cual dicta que has de registrar tus gastos en el momento en el que estos sean conocidos.

Para esto, puede ser muy útil la app para móvil de Debitoor: con ella podrás tomar una foto del tique y más tarde, añadir el resto de información necesaria para registrar el gasto.

4. Haz lo que siempre dejas para más adelante

Ahora que has vuelto fresco y renovado de tus vacaciones, haz todos los "ya lo haré mañana".

Por ejemplo, tienes un cliente al que facturas todos los meses el mismo importe y nunca has creado una factura recurrente para el mismo. Puede que porque no encontraras el momento adecuado para invertir tiempo en ello o porque ni siquiera sabías de esta funcionalidad.

Sea como fuere, hazlo ahora, y verás como ahorras tiempo en el futuro.

Por poner otro ejemplo: siempre has pensado que podías mejorar el diseño de tus facturas, para distinguirte más de la competencia y mejorar tu imagen de marca, la vuelta de vacaciones es el momento perfecto.

Tómate tu tiempo y mejora el diseño de tus facturas. ¡Seguro que no te arrepientes!

5. Explota las funciones que te ofrece tu programa de facturación

Recuerda que con tu programa de facturación, no solo puedes emitir facturas: también puedes crear presupuestos y albaranes, registrar gastos y gestionar tus informes.

Es el momento de explorar estas opciones y ver cuáles pueden añadir valor a tu facturación y contabilidad, haciéndote ganar tiempo.

¡Feliz vuelta a todos!

Escrito por Marina AzlorMarina Azlor, 28 Agosto 2019