Un programa de facturación para nómadas digitales

Los que se identifican con el término nómada digital, conocen lo que es estar de un lado a otro. Pero no me refiero de una parte a otra de la ciudad, sino más bien viajando.

Se trata de un profesional que usa las nuevas tecnologías para trabajar desde cualquier parte del mundo. Puede que tengan o no una casa fija, pero por su trabajo pueden estar recorrer distintas partes del mundo. El mundo es su lugar de trabajo.

Un nómada digital en una ciudad extranjera haciendo facturas con su ordenador usando un programa de facturación como Debitoor

Muchos de ellos tienen su propio negocio. En este sector encuentras a diseñadores gráficos, artistas, escritores, consultores, comerciantes, desarrolladores o cualquier otra actividad freelance que no requiera un puesto fijo.

Como profesionales autónomos y dueños de sus negocios necesitan también estar al día con sus ventas. Por tanto, necesitan un programa de facturación que se adapte a su ritmo de vida itinerante.

Un programa de facturación que es nómada y va contigo

No importa si hoy estás en Francia y mañana en Malawi, o si te arrepientes y decides recorrer la cordillera andina. Un programa de facturación como Debitoor puede seguirte el ritmo.

¿Por qué? Empezamos por lo más básico. Lo más probable es que tengas una única razón social registrada en tu país de residencia (habitual), por tanto, solo necesitas una conexión a internet para seguir emitiendo facturas. Esta es una de los motivos de por qué cambiar un programa de facturación en la nube.

Además, pongamos que en mitad del viaje pierdes una maleta, te roban el ordenador en uno de tus destinos, o simplemente tu portátil dice basta y deja de funcionar. No hay problema, puedes usar cualquier otro dispositivo con acceso a internet para hacer facturas.

Gestiona tus facturas con y sin conexión a internet

La ventaja de un programa de facturación como Debitoor es que con que inicies sesión es suficiente para ver si tu cliente ha abierto tu factura, si otro te ha pagado o cuánto has vendido este mes.

Puede que no siempre quieras llevar tu ordenador a todas partes. Por eso, lo hemos hecho fácil para que puedas facturar sobre la marcha con nuestra app móvil para iPhone y para Android. Hacer facturas te llevará menos de un minuto.

Y si eres de los que se adentra en las zonas más remotas, con la app de facturación para iPhone podrás guardar facturas como proforma aunque no tengas conexión a internet. Luego podrás emitirlas y enviarlas a tu cliente cuando vuelvas a estar conectado.

Capturas de pantalla de la app para crear facturas de Debitoor que sirve para nómadas digitales

Cobra tus facturas y controla tus finanzas desde donde quieras

No basta únicamente con poder facturar en cualquier parte del mundo para que un programa de facturación sea idóneo para los nómadas digitales, sino también de otras facilidades.

Un programa vale lo que valen sus integraciones. Tienes la posibilidad de cobrar a tus clientes por tarjeta gracias a nuestra integración con SumUp.

Ya sean clientes habituales localizados en tu lugar de residencia o ya sean aquellos nuevos que haces cuando viajas. Saca tu lector de tarjetas SumUp y cóbralos en persona o envía la factura por email y deja que te paguen online.

No te tienes que preocupar de marcar la factura como pagada. Debitoor lo hará por ti. Lo mismo que con las otras soluciones para pagos online, como PayPal y GoCardless con las que puedes conectar.

También, nuestra integración bancaria con N26, perfecto para aquellos nómadas digitales, o con otros muchos bancos, te permite gestionar tus pagos y cobros desde cualquier lado. Podrás acceder a los movimientos de tus cuentas y dejar que Debitoor los concilie de manera automática con sus facturas y gastos correspondientes.

Escrito por Sergio Lozano ÁlvarezSergio Lozano Álvarez, 30 Abril 2019