Todos los artículos

Gastos que te puedes deducir y desgravar: Por ejemplo, tu programa de contabilidad

El trabajador autónomo tiene la desventaja de que en ocasiones incurren muchos gastos para la realización de su trabajo. Desde la cuota de autónomo hasta los servicios de asesoría.

Es por ello que Hacienda permite que se puedan deducir de sus declaraciones el porcentaje que corresponde a ciertos gastos. Estos deben estar relacionados con la actividad que realizan.

En Debitoor te seleccionamos los gastos deducibles más comunes para el emprendedor. Deja que primero te los dividamos entre los que no necesitan factura y los que sí.

Registra las facturas y recibos de tus gastos en Debitoor, programa de factuación, para poder descargártelos

Gastos deducibles que no necesitan facturan

De acuerdo a la normativa de IRPF para deducciones, hay una serie de gastos que no exigen factura:

  • Cuota de autónomos: El gasto por excelencia, pero se puede deducir con el justificante de la entidad bancaria.
  • Gastos bancarios: Las comisiones, las cuotas por tarjeta o los intereses de préstamos pueden ser deducidos con el extracto bancario.
  • Gastos realizados en países extranjeros: No todos los gastos provenientes del comercio online vienen con una factura, pero sí con un recibo que puedes usar como comprobante del gasto.
  • Nóminas y salarios de empleados: Deberás aporta la copia de la nómina firmada por el trabajador.
  • Contratos comerciales: Pueden ser usados para justificar gastos como traspasos de alquiler.

Gastos deducibles y desgravables con factura

Muchos gastos puedes ser deducidos, como hemos visto antes, sin necesidad de factura. Pero, si tienes factura, puedes desgravarte el IVA. Hemos recopilado a continuación una serie de gastos habituales para un emprendedor del siglo XXI que puedes desgravarte.

  • Factura de móvil e internet: Recuerda que ésta deberás usarlo para tu actividad profesional. Te podrás desgravar el 100% si es tu segunda línea.
  • Formación: Pide que te hagan factura si es que estás tomando cursos para mejorar en tu negocio.
  • Viajes de negocio: Si tienes que viajar como parte de tu actividad empresarial, guarda las facturas, puedes podrás deducirte el IVA.
  • Ordenador y otros hardwares: Hoy día es casi imprescindible a la hora de llevar tu negocio, por lo que Hacienda no debería tener ningún inconveniente para que te deduzcas el IVA.
  • Software o programas relativos a tu actividad: Cuando adquieras un programa, ya sea instalable o en la nube guarda la factura.
  • Servicios de asesoría: Podrás desgravarte el IVA por los servicios prestados por tu asesor.

¿Sabías que te puedes deducir tu programa de contabilidad?

Lo lógico es que si puedes desgravarte el IVA de aquellos gastos que, como dice Hacienda, son “afectos a la actividad económica” tu programa de facturación y contabilidad también se incluya.

Al final del día todos los autónomos y empresas tienen que hacer facturas. Dentro de los programas o softwares a usar se convierte en uno de los más esenciales para el negocio.

Recuerda además que, en Debitoor, puedes registrar tus gastos. Nuestro escáner OCR leerá la información contenida en el tíquet o en la factura y autocompletará los datos a introducir.

Además, también te categorizará el gasto de manera automática para que no tengas que hacerlo. Recuerda registrar tu factura del programa de contabilidad Debitoor para poder deducirte el gasto y desgravarte el IVA.