Todos los artículos

Cómo un programa de facturación puede ayudarte a facturar a tus clientes internacionales

A menudo, no importa el tipo de negocio que tengas, tendrás que tratar con clientes internacionales. Y esto tiene alguna que otra complicación, pero si cuentas con el programa de facturación adecuado, todo puede ser mucho más sencillo.

Si ya has llegado hasta aquí, sabrás que uno de los primero pasos a dar es darte de alta en el ROI para poder llevar a cabo operaciones intracomunitarias y por supuesto, poder crear facturas intracomunitarias.

Aprende a facturar a tus clientes internacionales con Debitoor

Una vez solventado lo anterior, vamos a tratar los apectos más importantes a tener en cuenta a la hora de facturar a clientes internacionales. Probablemente los más relevantes sean el IVA, la divisa y el idioma de tus facturas.

El IVA de tus facturas en operaciones internacionales

En función de si estás facturando bienes o servicios y de si se trata de un cliente de la UE o de fuera, se aplican normas distintas. A continuación te resumimos cómo funciona:

Facturación de bienes intracomunitarios

  • Venta de un bien a una empresa o autónomo intracomunitario: Deberás hacer la factura sin IVA, siempre y cuando tu cliente esté dado de alta en el ROI.

  • Venta de un bien a un consumidor final: Si tus ventas anuales superan el límite establecido por las autoridades fiscales del país de tu cliente, tendrás que aplicarle el IVA de su país a ese bien. Esto significa que tendás que inscribirte en ese país. De lo contrario, tendrás que aplicarle el IVA español.

Facturación de servicios intracomunitarios

  • Venta de un servicio a una empresa o autónomo de otro país de la UE: Al igual que en el caso de los bienes, la factura irá sin IVA. Además, te podrás deducir el IVA de los bienes y servicios que hayas utilizado para poder ofrecer dicho servicio.

  • Venta de un servicio a un consumidor final de otro país de la UE: Le debes aplicar el IVA español del servicio. A no ser que sea un servicio relativo a telecomunicaciones, radiodifusión, televisión y electrónicos. En ese caso le deberás aplicar el IVA del país del cliente.

Recuerda que las facturas intracomunitarias las tienes que declarar en el modelo 349, en el modelo 303 y consecuentemente en el modelo 390 de IVA.

Facturación de bienes y servicios a países fuera de la UE

  • Venta de un bien o servicio a otro país no perteneciente a la UE: Deberás hacer la factura sin IVA. Además, te podrás deducir el IVA de los bienes y servicios usados para la venta de dicho bien o servicio.

Pero pon atención: si se trata de un servicio que luego va a ser utilizado en un país intracomunitario, puede que las autoridades fiscales de dicho país te apliquen el IVA pertinente.

La divisa en tu facturación

Aunque todos tus clientes internacionales pertenezcan a la UE, hay hasta nueve países que no utilizan el euro… Y por supuesto, el hecho de que un cliente utilice una moneda diferente a la tuya, no debería limitar el crecimiento de tu negocio.

Probablemente lo primero que necesites saber es que el Plan General Contable te permite llevar tu contabilidad en diferentes divisas. ¡Pero ojo! Tributar, tendrás que hacerlo en euros.

Ahora, a la hora de facturar, te conviene tener en cuenta lo siguiente:

  • Acordar con tu cliente qué tipo de divisa quiere en las facturas.
  • Registrar la transacción en dicha divisa y tener en cuenta el tipo de cambio de ese día.

A su vez, en la plantilla de factura ha de aparecer la siguiente información:

  • La divisa utilizada.
  • El código ISO (EUR para euros; USD para dólares estadounidenses, etc.)
  • El tipo de cambio correspondiente establecido por el Banco Central Europeo el mismo día de la emisión de la factura.

El idioma en tus facturas

Aunque hoy en día todo el mundo se entienda en inglés, sí que es verdad que a la hora de estrechar lazos con nuestros clientes, facturar en su idioma puede hacernos ganar puntos a sus ojos.

Pero claro...uno no tiene tiempo de andar traduciendo sus facturas… ¿pero, no hay una manera más fácil?

Utiliza un programa de facturación para tus operaciones internacionales

Parece que tener clientes en el extranjero puede traernos muchos quebraderos de cabeza… Bueno, esto no tiene que ser así si contamos con un programa de facturación que se adapte a nuestras necesidades.

Por poner un ejemplo, al introducir el país de tu cliente, Debitoor adapta el IVA de esa factura a las condiciones del IVA transfronterizo, ayudándote a gestionar mejor tus facturas en el extranjero.

A su vez, cambiar la divisa de tus facturas, al igual que el idioma de las mismas, sin necesidad de ser políglota, está solo a un clic. Mientras estés haciendo la factura, en el apartado de Opciones podrás cambiar la moneda de la factura:

Facturar con otra divisa en Debitoor

Y el idioma de la misma, sin esfuerzo añadido:

Facturar en otro idioma con Debitoor

Aunque trabajar con clientes internacionales, al principio nos pueda asustar un poco, a la larga nos traerá muchos beneficios. Sin embargo, hay una serie de normas y regulaciones que siempre tendremos que tener en cuenta.

Como ya te hemos explicado, con un programa de facturación, dichas dificultades se desvanecen... ¿Te apuntas a hacer tu vida un poquito más fácil?