Todos los artículos

Cómo hacer el modelo 390 con tu programa de facturación

El modelo 390 es una declaración fiscal en la que se resumen todas las operaciones sometidas a IVA durante el año natural.

Este modelo recoge el resultado de los diferentes modelos 303 que se han ido presentado a lo largo del año, incluido el del cuarto trimestre (o el del último mes, en función de la periodicidad con la que lo presentes), que se presenta conjuntamente con el modelo 390.

Es por esto por lo que es súper importante haber hecho las autoliquidaciones bien a la hora de hacer el 390 sin ningún error.

Este modelo se presenta durante el mes de enero. Deberá hacerlo todo autónomo o empresario que haya presentado las distintas autoliquidaciones del modelo 303 (ya sean mensuales o trimestrales).

Rellena el modelo 390 con la ayuda de tu programa de facturación Debitoor

¿Qué debe contener el modelo 390?

En el modelo 390 deberán aparecer todos los ingresos y gastos sujetos a IVA relacionados con la actividad durante el año natural. Dicha información deberá estar documentada con facturas.

Para rellenar el modelo 390, se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • Hay que diferenciar los valores de la base imponible y de la cuota tributaria de IVA.
  • Se deben diferenciar según el tipo de IVA (4%, 10% y 21%).
  • Hay que distinguir la información según la procedencia del ingreso o gasto: nacional, intracomunitaria o extracomunitaria.
  • Se debe diferenciar si un gasto es un gasto corriente o se trata de un bien de inversión (activo fijo).

¿Dónde tramitar el modelo 390?

Para poder cumplimentar tu modelo 290, deberás ir a la página de la Agencia Tributaria y allí podrás empezar a tramitar el modelo 390.

A continuación, deberás identificarte a través del certificado digital, el DNI electrónico o el Código Seguro de Verificación (CSV).

Una vez lo hayas hecho podrás empezar a hacer la presentación del ejercicio 2018, rellenando tus datos.

Ahora, con la ayuda de Debitoor, podrás rellenar el resto de las casillas.

La elaboración del modelo 390 con tu programa de facturación

Como ya hemos dicho, el modelo 390 se hace a partir de los diversos modelos 303 liquidados durante el año. Puedes sacar los datos para dicho modelo 390 a partir de los del modelo 303 que ofrecemos en Debitoor.

Por lo tanto, antes de hacer el modelo 390 deberás aprender cómo hacer el modelo 303 con tu programa de facturación.

Cómo sacar los datos del IVA devengado

Para sacar estos modelos, deberás ir a Informes > IVA y desde allí podrás ver los diferentes informes de IVA.

Sacar el modelo 390 en tu programa de facturación Debitoor

Después deberás sumar los totales del IVA devengado de los diferentes modelos 303 e incluirlos en sus casillas correspondientes.

Deberás incluir en las casillas las informaciones relativas al régimen general/regimen ordinario, a las adquisiciones intracomunitarias, al recargo de equivalencia, etc.

Cómo sacar los datos del IVA deducible

Para cumplimentar el modelo 390 necesitas la cuota deducible de los gastos, por lo que tendrás que exportar un listado de gastos.

Para ello deberás ir a Configuración > Configuración y a continuación a Cuenta. Una vez dentro, baja hasta el apartado Exportar datos.

Allí verás que tienes la opción de descargar un listado con tu información contable. Deberás elegir si quieres que sea en formato Excel o .CSV. A continuación selecciona el tipo de información a descargar (gastos) y elige el periodo de tiempo del que te quieres descargar la información:

Sacar la cuota deducible de los gastos en tu programa de facturación Debitoor

Una vez descargado, abre el documento en Excel y selecciona toda la columna IVA haciendo clic en la letra de la columna. Una vez seleccionada, ordénala con el boton A/Z:

Ordenar los gastos en función del tipo de IVA

Te preguntará si quieres ampliar la selección; deberás seleccionar Ampliar selección y hacer clic en Ordenar. De esta manera tus gastos quedarán ordenados por tipo impositivo (0%, 4%, 10% y 21%)

Ahora, utilizando las fórmulas de Excel (sumatorio) te será muy sencillo rellenar el resto de casillas del modelo 390.

Antes de terminar, un pequeño consejo. En caso de duda, contacta con tu asesor o con la Agencia Tributaria directamente. En este tipo de situaciones, nunca está de más ser precavido.

Y ahora...¡a por ello!