Programa de facturación para entrenadores personales

Si eres entrenador físico, a parte de tener muchísima energía y alto conocimiento en tu campo, necesitarás llevar la facturación de tu negocio al día. No te asustes; si cuentas con las herramientas necesarias, esto será mucho más fácil de lo que parece.

Como entrenador personal puedes utilizar un programa de facturación como Debitoor

Como cualquier profesional, deberás cobrar el IVA a tus clientes y si eres autónomo, seguramente tendrás que aplicar la retención del IRPF. Pero imagino que todo esto tú ya lo sabes y lo que te estás preguntando es en términos prácticos, ¿cómo te afecta todo esto de la facturación?

¿Necesita un personal trainer un programa de facturación?

Si eres entrenador personal, una de las mejores decisiones que puedes tomar es la de hacerte con un programa de facturación. Esto te ayudará a ahorrar tiempo (que podrás invertir en más horas de trabajo o ¡en lo que a ti te dé la gana!) y le dará un impulso a tu marca.

Si te dedicas a este negocio, probablemente tengas que facturar directamente a un gimnasio o centro deportivo, a una empresa o a clientes particulares.

En el caso de facturar a un gimnasio trabajando como autónomo, deberás tener cuidado con no convertirte en un falso autónomo.

En el caso de facturar a cualquier otro tipo de empresa, deberás tener en cuenta otros aspectos. Imagina que una empresa te contrata todos los miércoles por la tarde para que vayas a darles una clase de hora y media a sus empleados.

Si realizas este trabajo todos los meses, podrás hacer uso de facturas recurrentes, es decir, el programa de facturación que estés utilizando facturará directamente a esta empresa, con la periodicidad que tú decidas hasta el momento que ambas partes hayáis acordado.

En el caso de tener clientes particulares, al ser cantidades pequeñas podrás emitir facturas simplificadas aunque tendrás que estar listo para emitir facturas al uso en caso de que te lo pidan (ya que están en su derecho de hacerlo).

Esto último podría darse por ejemplo en el caso de que alguien esté haciendo una rehabilitación y necesite la factura para el seguro.

Recuerda que en caso de ser más de 400€ (IVA incluido), estarás obligado a facturar a tu cliente.

Un programa de facturación también te puede ser útil en caso de que ofrezcas servicios online, tales como asesoramiento o entrenamiento online, entre otros.

¿Cómo evitar que un personal trainer se convierta en falso autónomo?

Para no convertirte en falso autónomo cuando estés trabajando con un gimnasio, deberás asegurarte que no se te imponen las siguientes condiciones:

  • Horario: Si eres autónomo, la empresa con la que estás trabajando no te puede imponer horarios; tú decides cuándo trabajar, tú eres tu propio jefe.

  • Puesto de trabajo: Aunque en tu caso sería más raro que en otros, no te pueden asignar una mesa, silla o teléfono.

  • Dependencia: Un autónomo no forma parte del organigrama interno de la empresa y no está sometido a su poder organizativo.

  • Salario: Como autónomo no deberías cobrar un salario fijo mensual.

¡Pero ojo! esto son sólo indicativos, no quiere decir que porque cumplas uno de ellos ya eres un falso autónomo.

¿Qué funciones del programa de facturación pueden ser útiles para un entrenador personal?

Cuando estás utilizando un programa de facturación, podrás sacarle partido a muchas de las ventajas que éste ofrece.

Por ejemplo, ya hemos hablado de la facturación recurrente, la cual te hará ahorrar muchísimo tiempo en comparación a una facturación más tradicional. Además te ayudará a evitar errores.

También podrás automatizar los pagos a través de la domiciliación bancaria o pagos online.

Otra de las ventajas de utilizar un programa de facturación es la posibilidad de dotar con el diseño e imagen que deseas a tus servicios, añadiendo tu logo, etc.

Un programa de facturación te ayudará a diferenciarte de tus competidores y llevará tu negocio al siguiente nivel.

Escrito por Marina AzlorMarina Azlor, 28 Noviembre 2018