Todos los artículos

¿Necesita todo obligado tributario un programa de facturación?

La pregunta se antoja tramposa: ¿acaso es un programa de facturación imprescindible? Está claro que para un trabajador por cuenta ajena, un estudiante o un jubilado, no.

Ahora bien, ¿todo aquel que tenga que hacer facturas necesita un software de facturación sí o sí?

b-spain-programa_de_facturacion_online-30-09-2016.jpg

Porque es eso de lo que hablamos aquí: de obligados tributarios que, por su condición de profesional o empresario, deben llevar una facturación formal de sus servicios.

Qué es un obligado tributario y por qué (algunos) sí necesitan un programa de facturación

El concepto de obligado tributario es muy amplio. La Ley General Tributaria lo define de la siguiente manera: "Es la persona física o jurídica y entidad a la que la normativa tributaria impone el cumplimiento de obligaciones tributarias, materiales o formales, relacionadas con la aplicación del tributo."

Por ejemplo, un autónomo es un obligado tributario (es una persona física con la obligación de pagar ciertos impuestos - IVA e IRPF - por su actividad económica). Una empresa, también.

Todo aquel obligado tributario que esté obligado a emitir facturas necesita, por tanto, una programa de facturación.

¿Por qué? ¿Acaso no hay alternativa? Bueno, sí, alternativa siempre la hay. Es la misma alternativa a ir en coche o en carro, a escribir a mano o a ordenador, a hacer las cuentas con calculadora (u hoja de Excel) o con papel y lápiez.

En otras palabras: para algo de corto recorrido, estupendo. Para algo serio, que busque continuidad en el tiempo y con perspectivas de futuro... Mejor apostar por un programa de facturación. Será todo más sencillo.

El obligado tributario y las obligaciones fiscales

Ser obligado tributario y emitir facturas por sus servicios viene acompañado de ciertas formalidades. Por ejemplo, un autónomo que factura con IVA y aplica retenciones a cuenta de IRPF en sus facturas.

Las obligaciones fiscales del autónomo serán, entonces, las siguientes:

¿Y esto también se puede gestionar con un programa de facturación? Sobre ello nos remitiremos al blogpost que escribimos sobre cómo hacer tus declaraciones fiscales con un programa de facturación.