Cómo controlar tu patrimonio con un programa de facturación (balance de situación)

Un programa de facturación online no solo consiste en hacer facturas y registrar aquellas que te envían tus proveedores.

También puede tener funcionalidades más propias de la contabilidad con las que poder gestionar y controlar el patrimonio de tu empresa.

O que es lo mismo: para elaborar el balance de situación.

Con Debitoor, programa de facturación, puedes elaborar el balance de situación

El balance de situación en un programa de facturación

Por raro que parezca, una programa de facturación puede generar lo que se conoce como balance de situación, pues facturación y contabilidad van cogidas de la mano.

¿Qué es el balance de situación? El balance de situación es como una radiografía de tu empresa, por decirlo gráficamente.

Muestra el patrimonio de tu negocio en un momento determinado. Es decir, muestra los medios económicos con los que cuentas para llevar a cabo tu actividad (los activos), así como los medios para financiarla (pasivo y patrimonio neto).

Como te habrás fijado por los términos en paréntesis, hablar de balance de situación implica hablar de:

Por ponerle nombres concretos (ejemplos) a las conceptos, formaría parte del patrimonio de tu empresa elementos como el ordenador con el que trabajas, el préstamo con el que financias tu actividad o las materias primas con las que fabricas tus productos.

Todos estos elementos tienen un valor numérico (un precio, por decirlo con sencillez) y en su conjunto han de guiarse por esta ecuación.

Activo = Patrimonio neto + Pasivo

Esta ecuación de equilibrio debe ser así por una sencilla razón: nada puede salir de la nada. Si tienes un dinero invertido en la elaboración de tus productos a partir de materias primas (activo) es porque ese dinero ha salido de un préstamo (pasivo) o de la aportación tuya o de tu socio (patrimonio neto).

Por qué es importante el balance de situación en un programa de facturación

Llevados a tal nivel de abstracción contable, puede que lleguemos a la conclusión (precipitada) de que el balance de situación es cosa de expertos.

Puede que así sea. Pero gracias un programa de facturación, ya no. Esto se debe a que el programa de facturación, a partir de los datos que vas introduciendo (gastos categorizados contablemente), puede generar el balance de situación simultáneamente.

De este modo, puedes observar la evolución de la estructura patrimonial de tu empresa comparándola con los balances de años (o incluso meses) anteriores.

¿Y con qué finalidad? Generalmente, con la de saber cómo invertir tus recursos y cuántos recursos tienes para invertir.

Concretamente:

  • Para valorar la riqueza que tiene tu negocio.
  • Para analizar los niveles de endeudamiento de tu empresa.
  • Para saber el patrimonio acumulado (y el que has perdido).
  • Para estudiar las inversiones que has realizado.
  • Para determinar tus necesidad de capital para el futuro.

En suma, el balance de situación te servirá para tomar decisiones de futuro razonables que afecten al devenir de tu negocio.

Aprende más sobre el balance de situación y su importancia en nuestra Guía para autónomos y pequeñas empresas.

Recuerda, por último, que con Debitoor puedes generar el balance de situación automáticamente y controlar el patrimonio de tu negocio. Basta con ir a la sección de "Informes" y clicar sobre "Balance de situación" (Más información en nuestra sección de Funciones sobre el balance de situación).

Escrito por Javier LópezJavier López, 10 Julio 2017 en Fiscalidad e impuestos