Todos los artículos

Programa de facturación para comunidad de bienes

Constituir una comunidad de bienes es una opción atractiva para autónomos que deciden desarrollar una actividad conjunta.

No conlleva inversión inicial obligatoria ni mucha burocracia; la gestión es más sencilla, pero conviene tener en cuenta algunos aspectos si usas un programa de facturación.

En la comunidad de bienes hay que hacer facturas en nombre de la comunidad

Aspectos fiscales a tener en cuenta en un comunidad de bienes

Que una comunidad de bienes cobre la forma de una sociedad no quiere decir que se rija por la misma normativa fiscal que otro tipo de sociedades.

De hecho, no se considera que una comunidad de bienes tenga una personalidad jurídica propia. De ahí que no tribute por el Impuesto de Sociedades y que sean sus socios los que tributen por el IRPF.

La constitución se hace a través de un contrato privado entre los socios comuneros en el que se detalla el tipo de actividad, las aportaciones de cada uno y el porcentaje de participación de cada uno en las pérdidas y ganancias.

La responsabilidad frente a terceros, al estar constituida por autónomos, es ilimitada y solidaria. Es decir: todos los socios responden por igual con su propio patrimonio respaldándose entre ellos.

¿Y cómo afecta esto a la facturación?

La facturación y contabilidad en una comunidad de bienes

Aunque la tributación es individual (por el IRPF), la facturación y la contabilidad es conjunta.

Esto quiere decir que, a la hora de hacer facturas, la factura se emite a nombre de la comunidad; no de manera individual.

El registro contable (ingresos y gastos, etc.) se hace también de forma colectiva así como la declaración trimestral de IVA: siempre a nombre de la comunidad, con sus datos fiscales.

Esto no quiere decir que los socios comuneros no puedan emitir facturas de manera individual (son autónomos). Eso sí: el IVA se deberá declarar a cuenta individual, no de la comunidad de bienes.

Las facturas de proveedores, por cierto, por eso del IVA deducible, han de ir también a nombre de la comunidad.

Cómo usar el programa de facturación de Debitoor para una comunidad de bienes

¿Usas Debitoor para gestionar una comunidad de bienes? Pues bien, has de tener en cuenta que las facturas que emitas y que recibas han de ir siempre a nombre de la comunidad, no al particular de uno de los socios comuneros.

En verdad, es lo único que has de tener en cuenta, ya que el resto funciona como la seda. Desde el punto de vista fiscal, para declarar el IVA puedes exportar los datos de facturación en Excel o, dependiendo del plan de suscripción, el programa lo generará automáticamente.