Glosario de contabilidad

¿Qué es el IVA deducible?

El IVA deducible es la cuota de IVA que un profesional o empresario puede recuperar en la adquisición de servicios o bienes relacionados en exclusiva con su actividad.

En Debitoor puedes generar el modelo 303 de IVA trimestral para poder deducirte el IVA de los gastos relacionados con tu actividad.

Tanto profesionales como empresarios, a la hora de adquirir bienes o servicios para su actividad, han de hacer frente al pago del IVA.

Una parte de este IVA, que en contabilidad y fiscalidad se conoce como IVA soportado, se puede recuperar al reportar el modelo 303 de IVA trimestral a Hacienda.

No obstante, conviene no confundir el IVA soportado con el IVA deducible, pues no todo el IVA soportado por un empresario o profesional en la compra de bienes o servicios se puede deducir.

Requisitos del IVA deducible

La Ley de IVA, en su artículo 95 (Uno), aclara que no se podrá deducir el IVA soportado cuando los bienes o servicios adquiridos o importados no estén relacionados "directa y exclusivamente" con la "actividad empresarial o profesional".

Por "directa y exclusivamente" relacionado con la actividad económica el legislador excluye cualquier bien o servicio que también se use con propósitos privados o familiares, aquellos que no estén registrados en la contabilidad oficial de la empresa o no formen parte del patrimonio empresarial o profesional (art. 95, Dos, 1º-5º).

Además de estas exclusiones, en el artículo 96, Uno, 1º-5º, el legislador también especifica que en ningún modo se podrán deducir las cuotas de IVA soportado relativas a los seguientes bienes o servicios:

  • Joyas, alhajas, piedras preciosas, perlas naturales o cultivadas, y objetos elaborados total o parcialmente con oro o platino.

  • Alimentos, bebidas y tabaco.

  • Espectáculos y servicios de carácter recreativo.

  • Bienes o servicios destinados a atenciones a clientes, asalariados o a terceras personas.

Cómo recuperar el IVA soportado de un bien o servicio

Para recuperar el IVA soportado de una adquisición o importación relacionada "directa y exclusivamente" con la actividad económica, hay que declararlo, en primer lugar, rellenando el modelo 303 de IVA trimestral.

Las casillas reservadas para el IVA deducible son las que van del número 28 al 40. De la casilla 40 a la 46, se debe consigar la cuota de IVA de cada base imponible.

Los requisitos formales imprescindibles para poder recuperar el IVA son los siguientes:

  • Se ha de estar en posesión de la factura, donde consten los datos del emisor (nombre o razón social, NIF o CIF y dirección) así como los datos desglosados del producto (base imponible, cuota de IVA desglosada).
  • Ha de registrarse el gasto en los libros de contabilidad de la empresa o profesional.