Cómo hacer presupuestos con tu programa de facturación

El presupuesto es un documento comercial de uso frecuente entre autónomos y empresarios que ofrecen bienes o servicios sin un precio fijo y cerrado de entrada.

Hoy en día no hace falta quebrarse la cabeza para hacer presupuestos. Cualquier programa de facturación que se precie incluye plantillas de presupuesto personalizables.

Aun así, conviene saber algunas nociones fundamentales para elaborar un presupuesto (¡no todo lo van a dar mascado estos softwares!).

Con el programa de facturación de Debitoor puedes hacer presupuestos.

Qué hay que tener en cuenta para hacer presupuestos

No hay una ciencia exacta del presupuesto (como tampoco la hay para hacer facturas). Sin embargo, sí podemos tener en mente unos criterios a la hora de elaborar un presupuesto y que tiene que ver con cómo fijar el precio:

  • Que cubra los costes. ¡Como mínimo! Para ello hay que tener presente variables como el tiempo, el uso de materiales, etc., que tienen un coste.
  • Tener como referencia el precio de la competencia para diferenciarse, ya sea por arriba o por abajo.
  • Cuidado con ir por ahí reventando precios a la baja. A veces, un precio demasiado bajo puede transmitir el mensaje contrario al que uno busca: si es tan barato no puede ser tan bueno.
  • Cuidado con pasarse por arriba con el precio. Si tu producto no lo vale no sólo puedes perder un cliente: acabarás perdiéndolos a todo y con ello tu reputación. Además, un precio muy por encima del precio de mercado puede, simplemente, ahuyentar a la clientela.
  • Descuentos y promociones. Son aspectos a valorar en determinadas ocasiones y que siempre hacen la oferta más atractiva.
  • Las condiciones del servicio. No basta con señalar unos servicios y su precio al cliente. Hay que ser transparante con las condiciones del servicio mismo.

Qué contenidos tiene un presupuesto

Para hacer un presupuesto tienes que tener en cuenta los siguientes datos:

  • Tus datos como autónomo o empresa: nombre y apellidos o razón social, dirección, CIF y datos de contacto (teléfono, email).
  • Los datos del cliente.
  • La descripción de los servicios o productos, incluyendo el precio antes y después de IVA y el tipo de IVA.
  • La fecha del presupuesto.
  • El número de presupuesto (para tenerlo alguna referencia).
  • El importe total.

También puedes presentar el presupuesto sin importe total si lo que te interesa es presentar a tu cliente distintas alternativas en un mismo presupuesto.

Si usas el software de facturación de Debitoor no tienes que preocuparte si te has dejado algún elemento. Solo has de rellenar la plantilla de presupuesto y punto.

También puedes pasar el presupuesto a factura si tu cliente la ha aceptado. Y antes de completar la factura, puedes editar los campos que desees.

Por último, también puedes hacer presupuestos con la app móvil de facturación. Algo cómodo si en ese mismo momento no te encuentras delante del ordenador.

Escrito por Javier LópezJavier López, 4 Abril 2019 en Autónomos