Programa de facturación para una sociedad civil

¿Sirve un programa de facturación para cualquier tipo de sociedad? La respuesta, a simple vista, es clara: sí, ya que el reglamento de facturación es igual para todos.

La pregunta, en cualquier caso, es cómo se debe gestionar la facturación y si un determinado tipo de software de facturación es el idóneo para una determinado tipo de sociedad, sobre todo por eso de la contabilidad.

Y aquí vamos a parar a la pregunta de este blogpost: ¿qué debemos tener en cuenta si hemos constituido una sociedad civil?

En la sociedad civil hay que hacer facturas a nombre de la sociedad

La fiscalidad de una sociedad civil

No hace mucho te hablamos de la comunidad de bienes, ¿lo recuerdas? Pues bien, la peculiaridad de este tipo de sociedad, tan parecida a la sociedad civil, es que la tributación se hace a través del IRPF.

Con la sociedad civil, sin embargo, no ocurre así. Aunque está constituida por autónomos, una sociedad civil tributa por el Impuesto de Sociedades.

Este - y solo este - es el principal dato que debes saber. ¿Y qué hay de la facturación y la contabilidad?

La facturación y contabilidad en una sociedad civil

La facturación se debe hacer a nombre de la sociedad - que tiene su razón social y NIF propios - por lo que al hacer facturas éstas no pueden ir a nombre de ninguno de los socios.

Esto también se aplica a las facturas de los proveedores, que también se deben emitir teniendo como destinatario la sociedad. Al menos si se quiere aplicar lo del IVA deducible.

¿Y qué hay de la contabilidad? Aunque no deje de ser una sociedad, su registro contable es tan simple como el de una comunidad de bienes:

  • Libro de ventas e ingresos;
  • Libro de compras y gastos;
  • Libro de bienes de inversión;
  • Libro de provisión de anticipos y fondos.

Cómo usar el programa de facturación de Debitoor para una sociedad civil

¿Puedo usar el programa de facturación de Debitoor para mi sociedad civil? La respuesta es tan sencilla como el programa: sí, puedes.

Solo has de tener en cuenta lo dicho en el apartado anterior: la cuenta ha de estar configurada a nombre de la sociedad, no a nombre tuyo, aunque seas autónomo (ni de ninguno de los otros socios).

Y eso es todo lo que debes saber. No hay más misterio.

Escrito por Javier LópezJavier López, 17 Abril 2019