Modelo de factura para actividades artísticas

Personalmente creo que todo el mundo es un artista y se merece sus 10 minutos de fama, pero, claro está, que no todos tienen talentos.

Ya seas bailarín o bailarina, contorsionista, mimo, drag queen o incluso humorista, lo más importante es saber cómo vas a empezar a facturar. Sigue leyendo y descubre lo que tienes que hacer para llevar tu facturación.

Antes de tener tu modelo de factura para actividades artísticas

Como artista autónomo que has decidido trabajar por tu cuenta hay una serie de pasos que debes seguir antes de empezar tener tu modelo de factura. Lo primero es constituirte como autónomo.

Para ello debes darte de alta en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos), por tanto, te registrarás en Hacienda con el modelo 037 y en la Seguridad Social.

Así pagarás la cuota mensual de autónomo a la Seguridad Social. Por otro lado te incluyes en el Impuesto de Actividades Económicas de la Agencia Tributaria.

Regístrate como autónomo antes de hacer facturas

Como tu actividad es muy diversa, y a veces poco convencional, necesitarás ver en qué epígrafe te vas a registrar, es decir, bajo qué familia profesional te vas a incluir.

Bajo la sección tercera, que se denomina, como no, actividades artísticas se encuentran las profesiones en las que puedes encajar tu actividad, que a su vez se divide en agrupaciones y grupos.

Por ejemplo, digamos que eres una vedette de las que quedan y te quieres registrar como vedette autónoma. Deberás escoger uno o varios epígrafes que se ajusten a tu actividad para poder hacer facturas porque puede que cantes, actúes y bailes al mismo tiempo.

Lo tienes más fácil si eres un humorista o un artista circense. Pero, ya sabemos, los espectáculos de variedades son eso, variados.

Cómo facturar como acróbata, humorista, drag queen o espectáculo de variedades

Cómo es el modelo de factura para actividades artísticas

Los funambulistas y las drag queens también facturan si sus servicios son contratados. En verano, llegan las fiestas locales y con ello un aluvión de actuaciones en muchas partes de nuestra geografía española.

Eso significa más trabajo para ti, por tanto, más facturación. ¿Pero estás haciendo las facturas correctamente?

Entendemos que aunque actúes para el público, es una empresa la que te contrata, por tanto deberás emitirles una factura y ésta contar con una retención de IRPF.

Aquí tienes los elementos que tu plantilla de factura siempre debe incluir:

  • Título Factura: Aunque parezca obvio es necesario, de lo contrario puede confundirse con un presupuesto.
  • Fecha de emisión y de vencimiento: Ésta última es muy recomendable, de lo contrario tu cliente no sabrá cuándo pagarte y en caso de impago es muy difícil reclamarlo.
  • Datos del emisor: Tu nombre y apellidos o razón social de la empresa, así como el CIF o NIF del emisor, y domicilio fiscal o dirección.
  • Descripción de la actividad artística realizada.
  • Importe del servicio que has realizado
  • Subtotal de la factura: el importe sin IVA
  • Tipo de IVA aplicable y la consecuente retención de IRPF
  • Importe total a pagar

Conserva tu plantilla de factura en un programa de facturación

Tú tienes que dedicarte a tus actuaciones, tus gags, tus variedades y que la facturación no consuma tu tiempo. Es por ello que es importante agilizar ésta tarea.

Con un programa de facturación como, por ejemplo, Debitoor puedes asegurarte de que las facturas que crees siempre cumplen los requisitos de la Agencia Tributaria.

Además, no tienes que incluir o calcular el IVA ni la retención de IRPF cada vez. De esta manera, todo es más rápido que si tuvieras que hacer facturas con Excel.

Por otro lado, como tu trabajo es artístico es importante que dejes esa imagen en tus clientes. Para ello puedes incluir tu logo y diseñar la factura de acuerdo a tu negocio.

Escrito por Sergio Lozano ÁlvarezSergio Lozano Álvarez, 11 Enero 2017