La app para móvil de un programa de facturación: qué cabe esperar (y qué no)

Como usuario de nuestro programa de facturación y nuestra app para móvil, seguramente te llevaste la siguiente impresión al empezar a trabajar con la app: ¡no están todas las funcionalidades del programa disponible!

Y así es: la app para móvil está pensada para hacer facturas sobre la marcha, no para gestionar toda la facturación, que requiere algo más de reposo.

Apps para móviles del programa de facturación de Debitoor

La app de facturación para móviles: ¿superará a la app para web?

Hace dos años una noticia se abría paso en los periódicos españoles: el móvil superaba por primera vez al PC para acceder a internet.

Los usuarios de internet navegan cada vez más con el móvil que con el PC o Mac. De ahí que el mercado de apps para móviles haya experimentado un boom en todos los ámbitos, y no sólo en el del ocio.

Autónomos y empresarios están cada vez más interesados en el uso de apps para móviles relacionadas con la gestión empresarial, de ahí que todas las empresas que ofrecen herramientas de gestión en la nube hayan sacado su versión para móviles.

No sabemos si en un futuro las app para móviles superarán a las aplicaciones de escritorio. Pero de lo que sí tenemos claro en Debitoor España es que cada vez son más los usuarios interesados en una app de facturación para móviles que, incluso, en la versión para web.

¿Qué cabe esperar de la app para móvil de un programa de facturación?

Siendo optimistas, mucho. Y hay para serlo: en Debitoor hemos venido informándote en los últimos meses sobre las mejoras en nuestra app para iPhone y Android.

No obstante, cabe tener en cuenta lo siguiente: estas apps están pensadas para trabajar sobre la marcha, no desde la calma de una oficina. De ahí que lo que más nos interese sean las necesidades inmediatas de un usuario de app de facturación, a saber:

  • Emisión de facturas y presupuestos.
  • Registro de facturas de gastos.
  • Acceso al listado de clientes, productos y proveedores.

Todo el resto puede ser accesorio, pues la idea de una app para móvil es la del - por expresarlo gráficamente - café para llevar: de él no puedes esperar todo los accesorios de la cafetería: la mesa y la silla para sentarte, aunque sí el personal que trabaja (a través del chat), que es lo bueno que tienen los softwares en la nube.

¿Qué no cabe esperar de la app para móvil de un programa de facturación?

¿Lo más obvio? Que la app para móvil contenga todas las funcionalidades de la app para web. Por una razón simple: la app para móvil ha de ser más eficiente y fácil de usar.

O, en otras palabras, ha de resolver las necesidades inmediatas del usuario: enviar una factura a un cliente en el acto; crear un presupuesto y enviarlo al cliente con el que te acabas de reunir; registrar el ticket de la comida, etcétera.

Aun así, en Debitoor, para ofrecer una facturación más completa hemos introducido este año la conciliación bancaria en el móvil ("La función 'Banco' ya está disponible en la app móvil de tu programa de facturación") así como los distintos modelos de factura del diseñador.

Ahora bien, por motivos operativos y de eficiencia, no será posible gestionar toda la funcionalidad de banco en la app para móvil (subir el extracto de cuenta; crear cuentas manuales, etcétera) ni todas las opciones del diseñador de factura, solo por mencionar los ejemplos señalados antes.

Y es que la idea de la app para móvil es la de ofrecer una respuesta rápida a una necesidad inmediata. El resto, como decía el poeta, es silencio. Y está de más.

Escrito por Javier LópezJavier López, 4 Octubre 2018