Todos los artículos

¿Cómo facturar por un trabajo hecho con otro autónomo?

Pongámonos en situación: eres autónomo e imagínate que por el motivo que sea, no llegas a tiempo para cumplir con una fecha para un trabajo con un cliente. Y tú, ni corto ni perezoso, contactas con otro autónomo para que te eche una mano para terminar este trabajo a tiempo.

Hasta aquí, nos encontramos ante una situación en la que más de uno de los usuarios de nuestro programa de facturación se ha encontrado.

Facturar por un trabajo hecho con otro autónmo

La pregunta aquí es: ¿cómo facturo por un trabajo que he hecho a medias con otro autónomo? Para cobrar por un trabajo realizado a medias con otro autónomo deberán emitirse, sea como fuere, dos facturas. Existen dos maneras diferentes y bien sencillas de hacerlo, te las explicamos.

Antes de continuar queremos precisar que estamos hablando de una colaboración puntual. Es importante no confundir esto con la figura de autónomo colaborador, para la cual hay que cumplir una serie de requisitos, tales como la consanguinidad.

Emitir dos facturas al cliente

Probablemente esta sea la manera más sencilla de facturar por el trabajo. Es decir, en este caso tanto tú como el otro autónomo enviáis una factura al cliente, por lo que este termina recibiendo dos facturas.

Por ejemplo, pongamos que estáis facturando por un trabajo de 1.000 € y lo dividís a partes iguales. En tu factura por 500 €, deberás seguir la numeración de tu serie de facturación. En la factura deberá aparecer tu nombre y el de tu cliente. A su vez, deberás aplicar el IVA pertinente y si corresponde, la retención de IRPF.

El otro autónomo deberá enviarle una segunda factura al cliente por el importe restante.

Emitir una factura al cliente y recibir una factura del otro autónomo

Esta opción, es un poco más complicada que la anterior, pero sigue siendo muy buena solución para facturar por un trabajo hecho a medias con otro autónomo. En este caso, estarías subcontratando los servicios del otro autónomo.

Pongamos que tú eres el que tiene el contrato con el cliente. En este caso deberías hacer una factura por el total del trabajo realizado. Es decir, en este caso tú emitirías al cliente una factura por 1.000 €, más IVA e IRPF cuando preoceda.

A su vez, el otro autónomo, debería emitirte una factura. En este caso, es como si el otro autónomo fuera tu proveedor y tendrías que registrar esta factura como un gasto. Si esta factura va con IRPF, es importante que recuerdes que deberás presentar el modelo 111.

En caso de ser el otro autónomo el que tiene el contrato con el cliente final, deberás facturar a este autónomo como si fueras su proveedor. Ten en cuenta que deberás incluir el IVA y el IRPF. Seguramente te interese leer más sobre cómo hacer una factura a otro autónomo.

Para resumir, tal y como te comentábamos al principio de este artículo, dos facturas tendrán que ser emitidas para cobrar por un trabajo hecho con otro autónomo. El cómo hacerlo, lo decidís vosotros.