¿Es una plantilla de factura de Excel la solución para un autónomo?

Si hace poco te hablamos de la insoportable levedad de hacer facturas con Word, hoy le toca el turno a los autónomos que usan plantillas de facturas de Excel.

Hay que reconocer que Excel significa un mayor nivel de sofisticación y complejidad. Por lo que vaya por delante un respeto. Hechas estas aclaraciones, sigo: al igual que Word, Excel dispone de modelos de factura para autónomos y empresas.

Plantillas de facturas para Excel, ¿son la solución?

Se trata de un plantilla de factura que por defecto tiene algunos defectos (¡como el IVA el 7,5%!), pero que si se subsanan puedes tirar adelante. ¡E incluso poniéndole el logo de la empresa!

Para un autónomo o emprendedor que empieza, Excel puede resultar muy útil. Y sin duda lo es. Pero como ya contábamos sobre los módelos de facturas de Word, si quieres que tu idea de negocio prospere, necesitas una gestión más racional y eficiente de tus facturas.

En otras palabras, que lo mejor sería que te hicieras con un programa de facturación.

¿Por qué las plantillas de facturas de Excel no son la solución para un autónomo?

Si lo anterior no te convence o crees (erróneamente) que no vale la pena hacerse con un programa de facturación teniendo gratis modelos de facturas de Excel, espero que los siguientes argumentos te convenzan:

  • ¡La numeración, siempre la numeración! Disculpa el énfasis, pero qué quieres que te diga, no disponer de una serie numérica automatizada (que, por cierto, es obligatorio; lo de llevar la serie numérica, claro, no la automatización) es un rollo. Y ya no solo es por una cuestión de orden, sino de tiempo. No resulta muy agradable consultar el número de la factura anterior cada vez que haces una factura nueva.
  • "¡Es el IVA, estúpido!". Otra vez me coges enfático. Pero recuerda una cosita: con Excel, estate pendiente de cambiar el tipo de IVA de forma manual (y corregir, ya de paso, el que aparece por defecto... que telita). Y mantente al día de las novedades fiscales, porque Excel no lo va a hacer por ti. Por cierto: lo del "¡Es el IVA, ,estúpido!" es una paráfrasis de la famosa frase que Clinton (Bill, no Hillary) pronunció a su rival republicano en los noventa (la frase original era: "¡Es la economía, estúpido!").
  • Modelos de facturas estandarizados, sin gracia. O cómo decirte que las posibilidades de personalización y diseño de una factura están muy limitadas (por decirlo con suavidad) si usas Excel. Ya te hemos dado cinco razones para tener un buen diseño de factura. Aquí te doy una sexta: profesionalidad. Y que un factura personalizada te hace ganar más puntos frente a tu cliente: pues le estás hablando de tú, y no a un ello genérico.
  • Complejidad. Hacer facturas con Excel es como ponerse a matar moscas a cañonazos. Excel es un programa de cálculo complejo diseñado inicialmente para otros fines más complejos. Hacer una factura es, en principio, relativamente sencillo (otra cosa es llevar toda una facturación de modo sencillo). ¿Por qué complicarse así?
  • Falta de sistematización y orden. O en otras palabras, menor control de lo que facturas. Hacer facturas no solo significa coger una plantilla de factura y enviársela a un cliente. Es algo y mucho más: significa llevar un orden y control de todas las facturas que haces, tener una visión general de las facturas que están pagadas o por pagar o parcialmente pagadas. Y eso no te lo ofrece Excel.

¿Convencido? Por si las moscas, míralo tu mismo (y sin necesidad de cañones). Prueba con nuestro programa de facturación y luego, si eso, hablamos.

Escrito por Javier LópezJavier López, 20 Octubre 2016 en Autónomos