Cómo registrar las nóminas de los trabajadores en tu programa de facturación

Un programa de facturación que incorpore funcionalidades de contabilidad ha de estar preparado para gestionar uno de los aspectos más comunes de las empresas: las nóminas de sus trabajadores.

Y aunque Debitoor no cuente con un módulo de nóminas - no se pueden generar nóminas -, sí que se pueden contabilizar, de modo que queden reflejadas en los informes contables.

Cómo se registran las nóminas en tu programa de facturación de Debitoor

Las nóminas de los trabajadores: cómo contabilizarlas en tu programa de facturación

Para empezar con lo fundamental: las nóminas son un gasto para cualquier empresa o autónomo. Cualquier gasto ha de ser categorizado y las nóminas no podían ser menos.

Así, en Debitoor, tienes que registrar, en primer lugar, el total devengado de la nómina y seleccionar la categoría "Sueldo de los empleados".

Pero la cosa no queda ahí. También puedes subdividir el gasto en distintas categorías:

  • Los costes del empleador en la Seguridad Social, que irían bajo la categoría "Seguridad social del empleador".
  • Las cotizaciones de la seguridad social del trabajador, aunque realmente no hace falta.

Aparte de la Seguridad Social, también nos encontramos con los pagos a la Agencia Tributaria. Hablamos de las retenciones de IRPF.

Estas las puedes categorizar como "Impuestos y retenciones sobre los salarios", aunque, de igual modo que con las cotizaciones del trabajador, no tienes por qué categorizarlas.

En conclusión, pues, basta con que categorices la siguiente información:

  • El total devengado de la nómina del trabajador.
  • Los costes de la Seguridad Social como empleador.

Las nóminas se categorizan en el apartado de gasto del programa de facturación de Debitoor

Las nóminas de los trabajadores en los informes contables de tu programa de facturación

La cuenta de resultados es el informe que refleja las nóminas de los trabajadores dentro de los costes directos:

Las nóminas en la cuenta de resulatdos del programa de facturación de Debitoor

La categoría se llama rendimientos dinerarios, un concepto contable que hace alusión a aquellas prestaciones que el trabajador recibe en bruto, por lo que ahí se tiene en cuenta tanto las cotizaciones del trabajador como las retenciones de IRPF.

De ahí que no sea necesario desglosar estas dos últimas partidas al registrar el gasto, pues vienen incluidas en el total devengado de la nómina.

Ahora bien, si deseas hacerlo más detallado, puedes hacerlo perfectamente. Tienes la categoría adecuada y esta también quedará recogida en la cuenta de resultados. Depende, claro está, del nivel de complejidad con el que quieras llevar la contabilidad.

Escrito por Javier LópezJavier López, 18 Julio 2019 en Fiscalidad e impuestos