Modelo de factura para servicios digitales

La industria digital dio un vuelco en 2015. Al menos, a nivel tributario y dentro de las fronteras de la Unión Europea.

Este vuelco consistía, básicamente, en la forma de tributar los servicios y productos digitales cuando el cliente - un particular - se encuentre en otro país de la UE.

Hablando más concretamente: trata de la forma de aplicar el IVA en un modelo de factura.

El IVA en tu factura para servicios digitales en la UE.

¿Cómo aplicar el IVA en un modelo de factura para productos y servicios digitales?

Antes de ponerte a hacer facturas, aclaremos qué entendemos por servicios y productos digitales. Por tales, se entienden todos aquellos que se proveen a través de internet, ya sean eBooks, apps, MP3, diarios digitales, etc.

Más ampliamente, esta forma de tributar afecta a servicios de telecomunicaciones, radiodifusión y televisión, además de los electrónicos: todo esto es lo que Hacienda llama "servicios digitales".

Una vez aclarado este punto, has de tener en cuenta un aspecto más, ya citado al principio:

Una vez aclarado el tipo de destinatario, has de tener en cuenta la siguiente regla:

  • Has de aplicarle el IVA del país de destino. Es decir, que si tu cliente es alemán, has de aplicarle el IVA del 19%, y no del 21% que se aplica en España.

Otros aspectos a tener en cuenta en tu facturación

Para tu facturación has de tener en cuenta también los siguientes aspectos:

  • Has de declarar e ingresar el IVA cobrado a tus clientes particulares en su país de destino.
  • No obstante, para evitar este aspecto engorroso, puedes darte de alta en el régimen especial denominado Régimen Interior de la Unión y hacer esos trámites desde un único portal y a través de la Agencia Tributaria española.

Este portal se conoce como Mini Ventanilla Única (MOSS, por sus siglas en inglés). Ahí eliges España como país de identificación y puedes liquidar el IVA de los servicios digitales con comodidad.

Y aunque esto suene repetitivo, recuerda que para acogerte a este régimen especial de la UE has de ser una empresa o profesional radicado en un país miembro de la UE y tus clientes han de ser particulares residentes en la UE.

Escrito por Javier LópezJavier López, 23 Diciembre 2016