Modelo de factura para el sector de la moda

Recientemente una amiga que se dedica al diseño de moda me contó que en su tienda todo lo hacen a mano. Cosen las etiquetas a mano e incluso sellan con un logo las bolsas para incluir su branding.

Sin embargo, para las facturas usan un programa, pero no saben cómo reflejar ese aspecto de moda tradicional de su negocio en sus facturas. He aquí: "Modelo de factura para el mundo de la moda".

Tu profesión determinará tu modelo de factura

Aquí es cuando el hecho de ser diseñador de moda es distinto a ser cool hunter -término guay para referirse al cazador de tendencias-, fotógrafo de moda o incluso estilista.

¿Y por qué es importante esto? Básicamente porque dependiendo la actividad facturarás producto o servicio. Asimismo, tendrás que tener en cuenta también si facturarás a clientes finales o a empresas.

Lo mismo eres de los que diseña para esos grandes almacenes españoles que no se pueden nombrar. O, lo mismo, una gran multinacional alemana ha decidido regalarle al patito feo de la oficina un cambio de imagen y como estás facturando a una empresa dentro de la UE, tu factura va sin IVA.

Por otro lado, recuerda que si ejerces tu actividad, por ejemplo, como diseñador de moda, de manera profesional deberás incluir una retención de IRPF en tus facturas.

Hacer facturas como minorista en moda

Puede que tengas una tiendecita de barrio o incluso tengas una boutique estupenda, o incluso una concept store, es decir, mucho espacio vacío en la tienda y todo muy conceptual. En cualquier caso, eres un comerciante minorista y tienes que hacer facturas.

Es cierto que en España tenemos varios tipos de IVA, sin embargo, al comercio textil, si es tu caso, se le aplica el general: 21%. Recuerda entonces facturar con 21% de IVA.

Los minoristas necesitan modelos de factura distintos

Además, como minorista, es muy probable que estés bajo el recargo de equivalencia si vendes al cliente final. Por tanto, tu proveedor te debe incluir este recargo en sus facturas, que para el 21% de IVA hay que sumarle el 5,2%.

De esta misma manera, si no eres un comerciante minorista, pero sí lo es tu cliente, cada vez que hagas una factura deberás incluir el recargo de equivalencia.

Recuerda que hay programas de facturación como Debitoor que calculan tu porcentaje de IVA y tu recargo de equivalencia. Así no tienes que preocuparte nada más que ser un intermediario en el mundo de la moda.

Modelos de factura que representen tu marca

El mundo de la moda es complejo. Es difícil estar al día y si te descuidas te quedas en el pasado, pero no tanto como para ser vintage. Es por ello que tus facturas también deben estar à la mode.

Como le pasaba a mi amiga, todo en esa tienda se hacía a mano y querían transmitir un mensaje de moda tradicional. La pregunta es: ¿Qué mensaje quieres mandar tú?

Cambiando el diseño a tus plantillas de facturas puede que encuentres ese equilibrio entre marca y facturación que siempre quedaba descolgado. En Debitoor puedes usar nuestro diseñador para cambiar el logo, los colores, los encabezados, las plantillas y más.

Y como entendemos que a lo mejor pegas el salto a otros mercados más internacionales, también puedes facturar en otros idiomas y divisas. París, Milán, Nueva York o Londres ya no te quedan tan lejos, al menos en facturación.

Escrito por Sergio Lozano ÁlvarezSergio Lozano Álvarez, 28 Octubre 2016