Modelo de factura para autónomos dependientes

Hace ya unos años que se reguló lo que se conoce como autónomos dependientes (Trabajadores Autónomos Económicamente Dependientes, o TRADE), es decir, un autónomo que factura al menos el 75% de sus ingresos a un mismo cliente.

El autónomo dependiente ha de disponer de sus propios recursos

Aunque a veces se definen como una figura laboral a medio camino entre el trabajador por cuenta ajena y el trabajador por cuentra propia conviene señalar que no es así: en verdad, son trabajadores por cuenta propia (autónomo). No hay, pues, medio camino o término medio. Al menos, para Hacienda.

Solo que por la peculiaridad antes señalada (al menos el 75% de sus ingresos provienen de un mismo cliente), la Seguridad Social les otorga una especie de protección para evitar abusos.

CREA AHORA FACTURAS COMO TRADE

Hechas estas aclaraciones, esto es lo más relevante a tener en cuenta:

  • Como autónomos tienen que facturar, es decir, que han de emitir facturas a sus clientes siguiendo los estándares normativos de cualquier modelo de factura.

  • Que al llevar una facturación como autónomos están sujetos a las mismas ]obligaciones fiscales de cualquier autónomo: autoliquidación trimestral del IVA de sus facturas; pagos fraccionados trimestrales a cuenta del IRPF, etc.

¿Qué requisitos ha de llevar el modelo de factura de un autónomo dependiente?

Para hacer facturas, el autónomo dependiente ha de tener en cuenta dos aspectos:

  • El tipo de IVA que tiene que aplicar a su cliente, que puede ser del 21%, 10% o 4%, dependiendo del servicio o producto.
  • La retención de IRPF, que ha de aplicar a su cliente por ser una empresa o profesional. La retención es del 15%, pero los nuevos autónomos pueden aplicar el 7% durante los dos primeros años.

El resto es tener en cuenta los contenidos obligatorios de cualquier plantilla de factura:

  • Datos del cliente: nombre o razón social, dirección y NIF o CIF.
  • Descripción del producto o servicio.
  • Precio en neto y desglosado de cada producto y servicio.
  • Tipo de IVA a aplicar.
  • La cuota tributaria, esto es, la parte del importe que corresponde al IVA.
  • Retención del IRPF, que se resta a la base imponible.
  • Importe total.

No hay que olvidar, por último, un apunte muy obvio: y es que ha de poner que se trata de una factura.

¿Qué condiciones ha de cumplir un autónomo dependiente?

Este apartado también se podría titular, simplemente, qué condiciones se han de respetar en un autónomo dependiente. Una vez glosadas, no creo que sea necesario explicar por qué:

  • El autónomo dependiente ha de formalizar un acuerdo (un contrato) con su cliente donde se especifiquen: 1. El importe de la actividad (que luego se ha de cobrar por factura); 2. El tiempo de duración de la actividad; 3. Y las horas de trabajo.
  • El contrato se ha de registrar en el Servicio Público de Empleo Estatal.
  • El autónomo dependiente, haciendo honor a su nombre, ha de organizar su trabajo con autonomía de su cliente. Esto quiere decir: 1. Disponer de materiales y recursos propios para hacer su actividad, aun cuando realice su actividad en la oficina de su cliente. 2. Organizar su trabajo bajo criterios propios, sin perjuicio, claro está, de su cliente.
  • El desarrollo de su trabajo ha de estar diferenciado del trabajo que desarrollen los trabajadores por cuenta ajena del cliente (en caso de tenerlos, claro).
  • No puede tener trabajadores a su cargo.

¿Qué más conviene saber? Es recomendable leerse el capítulo III del Estatuto de los Trabajadores, dedicado en exclusiva al autónomo dependiente, antes de formalizar cualquier acuerdo.

Escrito por Javier LópezJavier López, 5 Junio 2017