¿Eres de calculadora o de programa de contabilidad?

Charles Darwin en su ‘Origen de las especies’ hablaba sobre la importancia de la evolución. Adaptarse o morir.

Vale, no seamos tan drásticos, nadie tiene que morir, o incluso fracasar. Pero sí que es cierto que es importante adaptarse a los nuevos tiempos.

Es por ello que en Debitoor promovemos la imagen del asesor contable moderno. ¿Por qué cada vez que pensamos en asesores tenemos esa imagen de un señor aburrido?

Lo cierto es que también hay mujeres, jóvenes, hipsters, viejos rockeros, fans de 50 Sombras de Grey y así un sinfín más de tipos de asesores.

Pásate por la facultad de economía y verás todo tipo de perfiles de gente estudiando contabilidad. Sin embargo, todos estos estudiantes tienen en común su manejo de las nuevas tecnologías.

Entonces, la pregunta es, ¿eres de los que usan calculadora o de los que usan un programa de contabilidad?

b-es-calculadora-o-programa-de-contabilidad-17-11-2015.jpg

Tal vez, la calculadora estaba bien cuando las azafatadas del afamado programa 'Un, dos tres… responda otra vez’ contabilizaban las respuestas acertadas.

No obstante, hoy en día no necesitas más que teclear con tu ordenador et voilà, ya tienes los resultados. No más dividir o calcular porcentajes.

Ventajas de un programa de contabilidad

De la misma manera que aprendistes las ventajas de la calculadora respecto al ábaco, un programa de contabilidad también puede jugar su justo papel en tu vida profesional.

¿Esta tecnología te hace más vago? No, te hace más eficiente. Ahorras tiempo y recursos.

Ahora todo, o casi todo, se digitaliza. Existe el miedo de perderlo pero cuando lo almacenas en la nube, allí permanece. Es como lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas.

Por ello, optar por un programa de contabilidad, en vez de por la calculadora tradicional, te da esta y otras ventajas.

Un software de contabilidad online te permite trabajar 24/7. No significa que tengas que trabajar 24 horas todos los días de la semana, pero puedes organizar tu tiempo mejor.

¿Que te vas de vacaciones y quieres ayudar a ese cliente tan querido pero no te llevaste el ordenador? Conéctate con el ordenador del hotel y echa una mano a tu cliente.

Al mismo tiempo, serás respetuoso con el medio ambiente: menos gasto por impresión del listado de facturas de tu cliente. ¡Salvemos los árboles y el tóner de tu impresora!

Por ejemplo, en Debitoor ni siquiera te tienen que enviar los datos sobre la facturación y contabilidad de aquellos a los que asesoras. Tú mismo te la puedes descargar.

En el llamado Debitoor Studio encontrarás un módulo para asesores en el cual puedes llevar de manera fácil y sencilla la contabilidad de aquellos clientes que son usuarios de Debitoor.

No es que tu vida dependa de ello, pero creo que siempre es interesante aprender algo nuevo. Asimismo, no sólo te adaptas a otros que también usan programas de contabilidad, sino a tus propios clientes que no quieren trabajar de forma analógica.

Piensa en ello como un cambio en tu imagen, no en tu trabajo. Además, te puedes beneficiar del boca a boca de clientes contentos.

Ya, a título personal, te aconsejo que mantengas tu calculadora como símbolo de quien eres, igual que el estetoscopio lo es del médico. Pero opta también por una “calculadora más moderna” como es un programa de contabilidad online.

No hace falta estar a la vanguardia de la tecnología para empezar a ser un poco más digital y menos analógico.

Escrito por Sergio Lozano ÁlvarezSergio Lozano Álvarez, 17 Noviembre 2015 en General