Entrevista a Deborah Goya de Assa Visual | Diseño gráfico e identidad corporativa

Deborah Goya de Assa Visual usando Debitoor el programa de facturación y contabildiad

¿Sabes cómo es el día a día en una agencia de diseño gráfico e identidad corporativa? Conoce a Deborah Goya y Assa Visual, una agencia localizada en Vélez-Málaga especializada en pymes. ¿El secreto de su éxito? La especialización.

Hola, ¿qué es exactamente Assa Visual y en qué se diferencia de otras agencias de diseño gráfico?

Somos un estudio de diseño gráfico enfocado a la pequeña empresa, sobre todo al rediseño de marca. Además, nos extendemos a la imagen corporativa completa, desde rótulos, papelería corporativa, diseño web y tiendas online.

¿Qué es lo más interesante de vuestro trabajo?

Lo mejor es cuando cambias la perspectiva del empresario tradicional, que lleva con una misma imagen años y decide a pegar el salto a cambiar toda la identidad visual de su empresa. Cuando pasas por la calle y ves una tienda totalmente rediseñada, nueva, en la que antes no se hubiera invertido tanto en publicidad como se hace ahora, resulta muy gratificante.

Una buena imagen de marca es algo que se ve mucho en las grandes ciudades, pero no tanto en los pueblos. Por ello, el cambio suele ser mucho más impactante. El cliente, posteriormente, nos cuenta cómo ha sido su experiencia, cómo su negocio ha ido a mejor y cómo ha atraído al público que quería atraer. Nos gusta ver cómo evoluciona, ver esta transformación.

¿Os gustaría convertiros en una gran empresa o preferís seguir siendo pyme?

Estamos muy contentos con las empresas de la zona y las pymes con las que trabajamos. No nos importa abarcar proyectos mayores. Somos muy versátiles porque trabajamos con autónomos y por proyectos. Eso quiere decir que si el proyecto es más grande, introducimos a más profesionales. Es un modo de negocio bastante escalable.

¿Cuál es a día de hoy el mayor reto en el mundo de las agencias de diseño gráfico, publicidad o imagen corporativa?

Yo creo que el mayor reto es la especialización. Antes, siempre se atendía a los estudios que hacen de todo, a agencias de publicidad muy grandes. Pero cuando tratamos de estudios de diseño pequeños o relativamente pequeños, la focalización y el trato con el cliente son más cercanos.

Cuando los estudios se dedican a realizar todo tipo de tareas es más fácil que la calidad baje. Cuando te centras en un sector -como nosotros, que nos especializamos en las pymes- trabajas muy bien tu servicio. Controlas mejor el proceso. Y eso hace que te diferencies del resto.

Hay empresas como la nuestra que se dedican exclusivamente al sector de las farmacias o al sector de moda. Nosotros estamos muy enfocados en la pyme. Tenemos un negocio que es físico y local, ubicado en una ciudad mediana, y eso nos ha ayudado a ver la tendencia de nuestro público.

Assa Visual es una empresa con muchas áreas de actuación: diseño gráfico, identidad corporativa, publicidad, marketing, diseño web, etc. Cuando trabajáis con un cliente, cómo adaptáis el perfil del cliente con el trabajo a realizar?

Hay quienes ya vienen con su identidad corporativa y nos piden que sigamos la línea de publicidad. Depende un poco de lo que esté buscando el cliente. La mayoría de nuestros clientes empiezan desde cero queriendo crear su identidad corporativa o rediseñarla. Nosotros nos sentamos con ellos y vemos lo que quieren, a qué tipo de público se quieren enfocar, cuáles son sus preferencias estéticas y gráficas.

No es lo mismo una empresa que tiene un target formal o un público más privado, que otra con una filosofía dinámica y divertida. También nos suelen solicitar el rediseño de la marca que tenían, haciéndola estéticamente mejor y que se pueda adaptar a todos los soportes corporativos.

Cuando viene un cliente hacemos un estudio: nos sentamos con él y estructuramos el proyecto. Al igual que cuando quieren posicionarse con su página web o quieren incluir una tienda online, tienes que instruirles en la forma de pago, los métodos de envío de productos físicos, etcétera.

¿Cuál crees que es el futuro del marketing digital?

La tendencia está clara: las redes sociales son el futuro y cada vez más son más sencillas. Hay que saber adaptarse a esa hiper-conectividad a la que están sometidas todo tipo de empresas.

Hay que tener en cuenta que aunque seas una empresa pequeña, hay muchas como tú que se mueven genial en una red social concreta y conecta estupendamente con su público.

¿Qué tipo de encargos son los que más disfrutáis?

Los que más nos gustan son los de identidad corporativa. Personalmente, disfruto muchísimo como los rediseños de marca, sobre todo porque cuando el cliente viene con una marca muy amateur, el resultado suele ser espectacular. Es un salto exponencial en cuanto a imagen y comunicación.

¿Digital o analógico? ¿Siempre merece la pena que el empresario invierta en el mundo online?

Sí, definitivamente hay que invertir en publicidad online. Si no tienes una web y no estás en redes sociales, no existes. Da igual que seas una empresa pequeña o grande.

Sobre todo asesoramos a nuestro cliente, porque cuando son empresas muy locales tienen mucho miedo a hacer una inversión mayor. Nuestra especialización no es el marketing online, pero les orientamos cuando crean su primera marca o tienen su primera web y quieren estar en las primeras posiciones de Google o tener una mayor visibilidad en las redes.

Dependiendo del tipo de cliente, a veces compensa más hacer posicionamiento natural -sobre todo cuando trabajas en una empresa local, que suele ser más sencillo- que hacer una inversión en AdWords. Para otras empresas es preferible tener mayor visibilidad en Facebook. Pero siempre les orientamos un dependiendo del tipo de empresa y cómo pueden evolucionar. Y posteriormente hacemos un seguimiento.

¿Qué consejo darías a un emprendedor hoy en el mundo del diseño gráfico y la comunicación?

Uno de los consejos es que sea firme en sus convicciones. En este sector hay muchos problemas de intrusismo y hay que tener paciencia. Si realmente es un profesional que busca esa especialización, debe establecer unos precios fijos y seguir con ellos. Asimismo, si tiene vocación, que no decaiga, porque es una profesión muy bonita. Es muy gratificante cuando ves que un proyecto sale bien, que sale adelante, y sus resultados. Les diría que se lanzasen si tienen su mercado y su sector bien estudiado.

¿Por qué elegir un programa de facturación como Debitoor?

Me gustó que la interfaz parecía bastante sencilla, es online y está en la nube. Eso hace que lo puedas consultar en cualquier parte. Es muy importante para nosotros, que tenemos una empresa pequeña y estamos para arriba y abajo todos los días. Había probado antes otros programas de facturación pero tenías que tenerlos instalados y era muy difícil tener que llevarlo a otro lado. Es preferible tenerlo en la nube.

Además, aporta muy buen feedback. Si tengo una duda, en el chat me lo resuelven enseguida. Pero, sobre todo, estáis en constante evolución. Si hay gente que os pide una función, la implementáis. Los diseñadores pecamos de no saber llevar bien nuestra propia contabilidad, y con este tipo de herramientas es muy sencillo y no se te hace pesado.

Si quieres conocer más sobre esta agencia de diseño y comunicación puedes visitar la web de Assa Visual. Ahí podrás ver sus proyectos, conocer un poco más sobre el estudio y las opiniones de clientes satisfechos con su trabajo.

Escrito por Sergio Lozano ÁlvarezSergio Lozano Álvarez, 7 Agosto 2017