¿Cómo trabajar con el IVA intracomunitario en un programa de facturación?

Ya decíamos ayer que, ya fuera con Excel, Word o un programa de facturación, los contenidos obligatorios de una plantilla de factura son los mismos.

Y esto se aplica a todo, tanto al IVA transfronterizo que tratábamos ayer como a su ramificación europea, a saber, el IVA intracomunitario.

En un programa de facturación cómo Debitoor puedes hacer facturas con IVA intracomunitario

¿Qué es el IVA intracomunitario y cómo aplicarlo en un programa de facturación?

El IVA intracomunitario forma parte del IVA transfronterizo, un concepto más amplio que abarca todo tipo de transacciones internacionales, tanto dentro del Espacio Económico Europeo como fuera de él.

Por IVA intracomunitario entendemos las normas de IVA que se aplican en los intercambios comerciales entre países miembros de la UE, esto es, entre España y Francia, Alemania, Italia, etcétera.

Cualquier software de facturación ha de incorporar las normas del IVA intracomunitario para hacer facturas, que son las siguientes:

  • Venta de bienes a empresas o profesionales. Cuando vendes un producto a una empresa o un profesional (autónomo) de otro país de la UE, no debes aplicar el IVA en la factura siempre y cuando tu cliente pertenezca al ROI (Registro de Operadores Intracomunitarios).

Todo profesional o empresa que se dedica al comercio intracomunitario ha de estar registrado ahí para poseer un número de NIF-IVA imprescindible para la facturación con clientes y proveedores de la UE.

Si tu cliente, aun siendo profesional o empresa, no forma parte del ROI, has de emitir la factura aplicando el IVA de España.

  • Venta de bienes a particulares. Cuando tu cliente es un particular, has de aplicarle el IVA de su país en la factura. Para realizar esta operación, has de inscribirte como operador intracomunitario en el país de tu cliente, a no ser que tu volumen de ventas en ese país sea reducido (la horquilla va de 35.000 a 100.000 euros dependiendo del país).

  • Venta de servicios a empresas y profesionales. Al igual que con los bienes, no has de aplicar el IVA en la factura.

  • Venta de servicios a particulares. Cuando vendes un servicio a un particular, has de aplicar el IVA español. Si se trata de servicios electrónicos, de telecomunicaciones, radiodifusión o televisión, debes aplicar el IVA del país de tu cliente.

  • Compra de bienes y servicios. Cuando adquieres un bien o servicio con fines comerciales, tu proveedor no te aplica el IVA, no obstante, tú sí que debes declarar el IVA a la Agencia Tributaria como si lo hubieras vendido en España.

Es lo que se conoce como inversión del sujeto pasivo y el IVA te lo puedes deducir después.

Cómo declarar el IVA intracomunitario con un programa de facturación

El IVA intracomunitario se ha de declarar a Hacienda presentando el modelo 349 de operaciones intracomunitarias.

Este modelo se entrega cada mes, aunque también hay opción de presentarlo de forma trimestral o anual dependiendo del volumen de ventas.

Ahí se declaran las operaciones con clientes y proveedores de otros países miembro. Si usas Debitoor, puedes descargar en archivo de Excel tus facturas y gastos en Configuración-->Cuenta-->Exportar datos.

En ese archivo irán todas las operaciones comerciales, no solamente las intracomunitarias. Solo has de ordenarlas por "Zona", la última columna que verás a la derecha de la hoja de cálculo, para distinguir las operaciones "nacionales" de las de la "UE".

Escrito por Javier LópezJavier López, 25 Octubre 2017