Chamiss: Historias de Debitoor

Daniele podría ser un reflejo de ti como dueño de tu propio de negocio. Aunque lleva en el mundo del marketing online desde hace siete años, enfrentarse a la facturación le parecía un proceso complicado.

Siempre ha sido más artista que contable y cuando comenzó su negocio descubrió dos obstáculos: la burocracia y las facturas. Estas últimas no eran parte de su conocimiento previo.

Chamiss es la empresa de Daniele B., un artista afincado en Barcelona. En su estudio en las inmediaciones de Montjuïc nos explica que extrayendo el material de las tablas de skate crea gafas de sol que luego pone a la venta en su página web.

Este es un proyecto que empezó hace un año. Reconoce que fue por casualidad. Comenzó dibujando modelos de tablas y buscando el mejor para luego extraer la madera de estas y crear un accesorio de moda.

Cómo encontró su programa de facturas

Puede que al igual que tú y otros muchos, Daniele dio a parar con Debitoor por Google. En su búsqueda de programas de facturación tropezó con lo que buscaba.

Dice haber probado otros sistemas de creación de facturas pero Debitoor le pareció más fácil de utilizar. Para él la mayor ventaja es que puede controlar su contabilidad en cualquier momento y lugar y así encargarse de su negocio.

Su experiencia con Debitoor

Daniele, como otros clientes, reconoce que una de las cosas que más le atrae de nuestro programa de facturación es la sencillez. “Me he encontrado muy bien. Es muy simple, muy intuitivo, muy fácil de utilizar” comenta rodeado de sus tablas y gafas de sol.

Al empezar a utilizarlo estuvo familiarizándose con el programa durante las primeras semanas, pero explica que luego le resulto muy fácil poderlo gestionar todo.

Admite que Debitoor le ha ayudado a organizar sus facturas y que esto es “algo que a veces lleva demasiado y que tendría que llevar el menor tiempo posible”.

El negocio de Daniele

Como él mismo reconoce, usar un programa de facturación le permite ahorrar tiempo a la hora de llevar al día la contabilidad de su empresa. Así tiene más tiempo para dedicarse a su trabajo creativo.

Para Daniele lo mejor de su negocio es el “hecho de poder hacer algo diferente”, como es la gafa de madera. Ahora mismo muchas marcas están trabajando con este concepto de gafas de sol.

Lo suyo es combinar el skate y la gafa de madera, al tiempo que une estos dos conceptos mediante el reciclaje. Un producto cómodo y que, explica, te hace sentir más conectado con la naturaleza.

Escrito por Sergio Lozano ÁlvarezSergio Lozano Álvarez, 14 Octubre 2014 en General