Todos los artículos

Baja temporal de autónomo por inactividad

Hay una duda que se repite cada verano entre los autónomos. Y este verano, debido a los continuos brotes pandémicos, de manera más justificada que nunca: ¿debo darme de baja temporalmente de autónomo?

Es un planteamiento razonable. Al menos, aparentemente. Pero como veremos a continuación, darse de baja temporalmente tiene sus desventajas. Conviene tenerlas en cuenta para tomar una decisión bien informada.

Darse de baja temporalmente en autónomos: ¿vale la pena?

La baja temporal de autónomo por inactividad: ¿una buena idea?

Pandemia aparte, cada verano muchos autónomos se plantean darse de baja temporalmente. Resulta una idea tentadora: es verano, la facturación cae, empieza para muchas empresas la larga siesta española, como decía un proveedor suizo... ¿para qué seguir dado de alta?

Y es que estar dado de alta significa seguir incurriendo en gastos, empezando por la cuota de autónomo, que no entiende de vacaciones ni siestas veraniegas. ¿Por lo que realmente vale la pena, especialmente ahora, que la pandemia y sus brotes vuelven a trastocar nuestras vidas y nuestros negocios?

La baja temporal de autónomo por inactividad: la otra cara de la moneda

Darse de baja por un parón en la actividad en verano tiene consecuencias, y no siempre positivas. Cuota de autónomo y otros gastos aparte, la baja ya supone un trámite con la Seguridad Social y Hacienda.

Y ese trámite no se aborda con un fax o enviando un email y aquí paz y después gloria. Hay una serie de condiciones que hay que cumplir y el trámite supone papeleo, unos plazos, obligaciones, etc. El servicio de una gestoría, en esto, es esencial.

No obstante, los trámites con la Administración no debe ser lo más preocupante. Lo que realmente debe preocupar a un autónomo es que estar dado de baja significa no cotizar a la Seguridad Social.

Y eso tiene consecuencias a largo plazo como la jubilación y otras, aunque a plazo más remoto, como el paro del autónomo (remoto porque su acceso no es fácil, pero esto ya daría para otro tema).

Y luego están los gastos que puedas tener durante el parón. Pongamos que trabajas desde casa y hasta ahora te deducías el teléfono, la luz e internet. Pues bien: estos gastos ya no serán deducibles el tiempo que no estés dado de alta.

Baja temporal de autónomo por inactividad: ¿Qué hacer, entonces?

Probablemente ya lo hayas hecho, y si no, esto es lo que te recomendamos: consultar en primera instancia con tu gestoría o asesor.

Es seguro que si la baja temporal es solo por las vacaciones de verano o el verano completo tu gestoría te desaconseje la baja.

Otra cosa es que la baja vaya para más largo, debido a la situación sanitaria que vivimos ahora, con consecuencias económicas todavía por ver (o mejor no ver).

Esto último requiere una valoración más sosegada y un buen asesoramiento.