200.000 usuarios en Debitoor

El post de hoy va dedicado a un nuevo hito en la historia de nuestra empresa: 200.000 usuarios trabajan ya con Debitoor.

Esta cifra nos reafirma en que seguimos por el buen camino de alcanzar nuestro objetivo final: Hacer tu facturación y contabilidad cada día más fácil.

b-009-ES-celebrating-200000-users-15-04-2014.png

Desarollo e imlementación rápida

Si además de utilizar Debitoor, nos envías preguntas al e-mail de soporte, lees nuestras newsletters o participas con nosotros en las redes sociales – Facebook y/o Twitter, sabrás que Debitoor es un programa que siempre está en desarrollo.

Cada semana y media – dos semanas, tenemos mejoras listas para todos los usuarios, nuevas funciones y corrección de posibles errores.

Si recuerdas cuando comenzaste a utilizar Debitoor, habrás notado los pasos de gigante que hemos dado, desde un programa sencillo para hacer facturas mejor que Word y Excel, a un sofisticado programa de facturación y contabilidad.

Simplicidad y usabilidad

Si tuviese que elegir la característica de Debitoor más valorada por nuestros usuarios, ésta sería su simplicidad.

Siempre que desarrollamos una nueva función en nuestro programa, ésta pasa por diversos controles de calidad, entre los cuales se verifica la simplicidad de la función. ¿Por qué complicar las cosas? Para nosotros, la simplicidad es la esencia de Debitoor y no la perderemos jamás.

Por mucha nueva funcionalidad que incluyamos en el futuro, una cosa es segura: Debitoor siempre será simple e intuitivo.

Un programa realmente global

Debitoor está disponible en unos 30 países. Creamos contenido en 6 lenguas distintas y trabajamos con un equipo humano maravilloso llegado de al menos 15 países. Somos una empresa con un corazón global que nos da fuerza y desde donde nos apoyamos para asegurar el éxito de nuestros objetivos.

En año y medio hemos recorrido un camino muy largo y estamos seguros de llegar mucho más lejos. Pero siempre gracias a nuestros usuarios, ¡sois los mejores!

Escrito por Pilar MartínPilar Martín, 21 Abril 2014