Las líneas de factura y las líneas de facturación en un programa de facturación

En los programas de facturación y en la facturación en general conviene prestar atención a ciertos conceptos que, por una cuestión de parecido homofónico, pueden llevarnos a la confusión.

Es el caso de los conceptos relativos a las líneas de facturación y las líneas de factura. Términos parecidos, que suenan casi igual, pero que denotan cosas distintas.

En un programa de facturación, las líneas de facturación y las líneas de factura son distintos

Las líneas de factura en un programa de facturación

Al hacer una factura, el autónomo o empresario ha de indicar los distintos conceptos, esto es, los bienes o servicios que va a vender.

Estos conceptos se han de señalar con la siguiente información:

  • Descripción del bien o servicio.
  • El precio.
  • El tipo de IVA que se le aplica.

Pues bien, a cada concepto es a lo que nos referimos cuando hablamos de líneas de factura.

Las líneas de facturación en un programa de facturación

Determinados autónomos o empresas se dedican a diferentes actividades. Todas las ejercen desde un mismo NIF o CIF, pero se trata de actividades económicas que tributan de forma distinta.

Pues bien, cada actividad constituye una línea de facturación distinta y para no confundirlas, cada una ha de seguir una serie númerica de facturas propia.

En un programa de facturación, esto significaría crear series numéricas paralelas, con un prefijo y numeración correlativa que distingua las diferentes actividades con claridad.

Las plantillas de factura de estos programas suelen permitir la alfanumeración, gracias a la cual se puede separar cada línea de facturación sin problemas.

Escrito por Javier LópezJavier López, 10 Agosto 2017