La tasa turística en tu modelo de factura

La tasa turística, esto es, el impuesto sobre las pernoctaciones de turistas, lleva tiempo planeando en nuestro país. Y en algunas comunidades autónomas (Cataluña y Baleares), ya aterrizó hace un tiempo.

Si exceptuamos el intervalo balear 2002/2003, fue Cataluña la primera comunidad autónoma en introducir este impuesto en 2012. El Gobierno balear, después del periodo ya citado, lo reintrodujo en 2016 con el bello nombre de ecotasa.

Y si el debate sigue como ahora, es posible que en los próximos años diferentes ciudades o comunidades autónomas se unan a la tasa ya impuesta en las mencionadas comunidades autónomas y en grandes urbes turísticas del mundo como Berlín, Ámsterdam, París y Roma y Estados Unidos en su conjunto.

La tasa turística

¿En qué consiste la tasa turística y cómo se aplica en un modelo de factura?

La tasa turística es un impuesto que se aplica a los turistas por cada noche que pasan en un hotel, pensión, apartamento u otra establecimiento turístico reglado.

Si tienes un negocio en Cataluña o las Islas Baleares, para saber cómo aplicarla en un modelo de factura, conviene tener en cuenta los siguientes criterios, que desglosaremos por comunidad autónoma:

La tasa turística en Barcelona y el resto de Cataluña

La tasa turística en Cataluña se aplica a los mayores de 16 años con un límite de 7 días. Este impuesto dista de 0,45 euros a 2,25 euros por persona y noche, y difiere 1) de si el lugar de pernoctación es la ciudad de Barcelona o el resto de Cataluña y 2) según el tipo de alojamiento:

  • Hoteles de cinco estrellas, de gran lujo o cruceros: 2,25 euros en toda Cataluña.
  • Hoteles de cuatro estrellas o cuatro estrellas superior: 1,10 euros en Barcelona ciudad y 0,90 euros en el resto de la comunidad.
  • Resto de establecimientos: 0,65 euros en Barcelona ciudad y 0,45 euros en el resto de Cataluña.

La tasa turística en las Islas Baleares

La ecotasa balear entró en vigor el pasado 1 de julio y dista entre 0,50 y 2 euros por persona mayor de 16 años y noche. Así es la tasa:

  • 2 euros: hoteles cinco estrellas, gran lujo y cuatro estrellas superior; apartamentos turísticos con cuatro llaves y cuatro llaves superior; alojamientos no residenciales de empresas turístico-residenciales.
  • 1,5 euros: hoteles de cuatro estrellas y tres estrellas superior; apartamentos turísticos tres llaves superior.
  • 1 euro: resto de hoteles y apartamentos en entre una y tres llaves; viviendas turísticas vacacionales; hoteles rurales y demás alojamientos del interior de las islas; cruceros.
  • 0,50 euros: albergues, refugios, hostales, posadas, pensiones, campings y campamentos.

En temporada baja se aplica una bonificación del 50% sobre la tasa. Y a partir del noveno día seguido de pernoctación en el mismo lugar, también se aplica la mitad de la tasa.

Cómo aplicar la tasa turística en un modelo de factura

En primer lugar, conviene saber que todos los establecimientos que han de aplicar la tasa turística están obligados a hacer facturas. O a emitirlas, por hablar con propiedad.

La tasa turística se aplica en la plantilla de factura como si fuera un servicio más que se cobra. Y has de tener en cuenta lo siguiente:

  • La tasa se multiplica por el número de personas y el número de noches.
  • Le has de aplicar el 10% de IVA, como a cualquier servicio turístico.

Con Debitoor, nuestro programa de facturación, lo verás con mayor claridad:

b-tasa_turistica.jpg

El ejemplo, al azar, tendría lugar en algún lugar de la Cataluña no barcelonesa (en un alojamiento rural de Tarragona) y, por tanto, se aplica 0,45 euros por dos personas y tres noches.

Luego se multiplica la tasa por seis (2 personas x 3 noches) y se le aplica el 10% de IVA (0,25 euros).

El resultado son de 2,70 euros de tasa, tal y como muestra el ejemplo extraído de Debitoor.

¿Qué finalidad tiene la tasa turística?

Supongo que a la pareja a la que se le ha cobrado esta tasa de 2,70 euros le puede interesar saber a dónde va a parar este dinero. Y si no, se lo explicamos de todas formas.

Este dinero, según informa la Generalitat de Cataluña, tiene una finalidad básicamente ecológica y de protección del patrimonio turístico. Quizá esto tan genérico no le diga nada a la pareja en cuestión y está claro que 2,70 euros no es dinero suficiente para esta ambiciosa empresa.

Ahora bien, desde su implantación en 2012 hasta ahora, la Generalitat ya ha recaudado más de 126 millones de euros. Lo que no es poco.

Escrito por Javier LópezJavier López, 22 Febrero 2017