La facturación internacional del autónomo: ¿Cómo hacer facturas al extranjero?

Puede que esta sea tu situación: tus clientes o proveedores se encuentran en otro país de la Unión Europea o fuera de sus fronteras. ¿Cómo llevar la facturación?

Pues bien, en ambos casos (clientes y proveedores) has de tener en cuenta un aspecto fiscal muy importante: ¿Cómo tratar el IVA?

b-spain-factuacion_autonomo_clientes_extranjeros-05-10-2016.jpg

El IVA intracomunitario en la facturación de un autónomo

Cuando vas a hacer facturas a clientes de otro país de la UE o vas a comprar algo a un proveedor comunitario, el IVA que se aplica depende de si es un bien o un servicio. A continuación te lo muestro esquemáticamente:

La facturación de bienes intracomunitarios

  • Venta de un bien a una empresa o autónomo intracomunitario. Has de hacer la factura sin IVA, siempre y cuando tu cliente esté dado de alta en el ROI (Registro de Operadores Intracomunitarios). Puedes comprobarlo en la página VIES de la Comisión Europea.
  • Venta de un bien a un consumidor final. Tienes que aplicarle el IVA de su país aplicado a ese bien. Esto significa inscribirse en ese país. Excepto (y esto es importante) si tus ventas anuales no superan el límite fijado por las autoridades fiscales del país de tu cliente (el límite por país lo puedes consultar en la página sobre IVA transfronterizo de la Comisión Europea).
  • Compra de un bien en otro país de la Unión Europea. Se entiende de un bien para realizar tu actividad. En ese caso, se te aplicará el IVA del país donde has comprado el bien. Luego podrás deducirte el IVA presentando a la Agencia Tributaria el modelo 349 de operaciones intracomunitarias.

La facturación de servicios intracomunitarios

  • Venta de un servicio a una empresa o autónomo de otro país de la UE. La factura va sin IVA. Y además, te puedes deducir el IVA de los bienes y servicios que hayas usado para ofrecer ese servicio.
  • Venta de un servicio a un consumidor final de otro país de la UE. Le debes aplicar el IVA español del servicio. A no ser que sea un servicio relativo a telecomunicaciones, radiodifusión, televisión y electrónicos. Entonces le debes aplicar el IVA del país del cliente.
  • Compra de un servicio de un proveedor intracomunitario. Se te facturará con el IVA español correspondiente al servicio. Luego podrás deducirte el IVA mediante el modelo 349 de operaciones intracomunitarias.

El IVA en tu facturación con países fuera de la UE

Si tu cliente o proveedor no pertenecen a ningún país de la UE, ¿cómo tratar el IVA de tus facturas de ingresos y gastos?

  • Venta de un bien o servicio a otro país no perteneciente a la UE. Tienes que hacer la factura sin IVA. Y, además, te puedes deducir el IVA de los bienes y servicios usados para la venta de ese bien o servicio. Y cuidado: si se trata de un servicio que luego va a ser utilizado en un país de la UE (sí, la cosa es retorcida), puede que las autoridades fiscales del país europeo en cuestión te aplique el IVA.
  • Compra de un bien a otro país que no pertenezca a la UE. Has de pagar el IVA en el punto de importación. Luego te lo podrás deducir.
  • Compra de un servicio de otro país fuera de la UE. Si recibes los servicios de un proveedor no comunitario, se te aplicará el IVA español, que luego podrás deducirte.

¿Complicado de recordar? Pues bien, ¿quieres un consejo? Con un programa de facturación online la cosa no tiene complicación alguna. Un buen programa de facturación te aplicará el IVA correctamente al señalarle el origen nacional de tu proveedor o el país de destino de tu cliente.

Con Debitoor, nuestro programa de facturación y contabilidad, además, no sólo tienes disponible modelos de factura para clientes internacionales, sino que puedes enviarle la factura en su idioma.

Escrito por Javier LópezJavier López, 10 Octubre 2016