Cómo sacar un mayor rendimiento de tus plantillas de factura

Una opinión común entre los emprendedores que solemos entrevistar es que la facturación es un tipo de gestión en la que no quieren perder mucho tiempo.

El riesgo de una opinión así - que, por un lado, no sólo entendemos, sino que explica la razón de ser de un programa de facturación como Debitoor - es el de infravalorar el potencial comercial de algo tan aparentemente poco comercial como una plantilla de factura.

Desde Debitoor creemos que eso es un error. Es decir, creemos que se puede sacar provecho comercial de una plantilla de factura.

Atento, por tanto, a todo lo que puedes hacer con Debitoor, que no es poco.

1. Usa las distintas plantillas de factura y diséñalas

En Debitoor hemos trabajado mucho en el diseñador de facturas. Hemos ampliado la gama de plantillas prediseñadas así como los aspectos que puedes modificar, desde el color al tipo de letra.

Todo este esfuerzo tiene una razón clara. O dos razones:

  • Una factura diseñada significa una factura con nombre propio, por lo destacarás siempre entre la competencia.
  • Una factura diseñada es, por tanto, una expresión publicitaria de tu negocio: con ella potencias tu marca, la publicitas entre tus clientes.

Hay incluso un trasfondo neurocientífico (y perdón por la pedantería): lo visual y los colores dejan una fuerte huella en la memoria.

Plantillas de factura diseñadas por Debitoor

En otras palabras: que al diseñar tus facturas de acuerdo al logo de tu marca y los colores que la constituyen dejarás un mejor recuerdo en la memoria de tus clientes.

2. Personaliza la comunicación con tus plantillas de facturas

Una vez que ya has diseñado la factura y la has enviado al cliente, puedes explotar los canales de comunicación que en Debitoor ponemos a tu disposición.

Para empezar, antes de enviar la factura recuerda que tienes un espacio de "Notas" donde puedes personalizar mensajes para tus clientes.

Notas adicionales en las plantillas de factura de Debitoor.

Pero con esto no basta. O, al menos, así lo hemos creído cuando diseñamos el canal de mensajería instantánea (es decir, un chat) para que te puedas comunicar con tu cliente una vez le has enviado la factura:

Chat disponible en las facturas de Debitoor.

Ahí tu cliente y tú podréis hacer comentarios, aclarar dudas, fijar acuerdos o plazos que no aparecen en la factura original o cualquier otro tipo de información que creáis importante.

¿Qué has logrado con esto? Yna mejor comunicación con tu cliente y, por tanto, una mejor relación.

¿Ves ahora por qué en Debitoor creemos que puedes sacarle un buen partido comercial a tus plantillas de factura?

Escrito por Javier LópezJavier López, 22 Marzo 2017