5 actividades exentas de IVA y cómo tratarlas en una plantilla de factura

La gran mayoría de bienes y servicios que prestan los autónomos y empresarios están gravados. Ya sea al 21%, al 10% o al 4%, son pocos los que escapan al IVA.

Sin embargo, ¿cómo puedo saber qué servicios están exentos de IVA? Y una vez que lo sé, ¿qué he de tener en cuenta para rellenar mi plantilla de factura?

Los servicios educativos están libres de IVA

Servicios exentos de IVA

Es el artículo 20 de la ley de IVA el que detalla todos los servicios a los que no has de aplicar IVA. Son más de 30 subapartados, algunos con sus correspondiente excepciones a lo que ya es un excepción.

En los artículos 21 y 22, se detallan las actividades exentas de IVA en las exportaciones de bienes y en las operaciones asimiliadas a exportaciones, respectivamente.

Por economía y lógica del mercado interno, solo nos centraremos en el artículo 20 (que son las actividades que se llevan a cabo en España). Y destacaremos las 5 más relevantes (a nuestro entender):

1) Servicios sanitarios

Comprenden los servicios prestados a personas físicas por parte de profesionales autónomos de la sanidad como psicólogos, logopedas, estomatólogos, odontólogos, mecánicos dentistas y protésicos dentales, tal y como se detalla en los subartículos 3º y 5º del artículo 20.

Estos profesionales han de estar reconocidos como tal para aplicar la exención. Y en caso de dentistas y profesionales del mismo ramo, la finalidad del servicio ha de ser sanitaria, no estética.

2) Servicios educativos

Todo lo que tiene que ver con la enseñanza pública y privada reglada está exento de IVA.

Esto incluye las clases partículares siempre y cuando traten sobre materias que pertenezcan al plan oficial de estudios que dicta el Ministerio de Educación.

¿Qué no incluye esta exepción? Las clases de deporte que no imparta un centro docente oficial ni el alojamiento y almentación ofrecida por residencias de estudiantes y colegios mayores o menores.

3) Actividades relacionadas con los derechos de autor

Hablamos de servicios ofrecidos por escritores, artistas, "colaboradores literarios, gráficos y fotográficos de periódicos y revistas, compositores musicales, autores de obras teatrales y de argumento, adaptación, guión y diálogos de las obras audiovisuales, traductores y adaptadores". Es decir, lo que señala el subapartado 26º.

¿Qué ocurre con los periodistas? Sus servicios solo están exentos de IVA si escriben para medios impresos.

4) Servicios de asistencia social

Todos aquellos servicios relacionados con la asistencia a ancianos, minusválidos, minorías étnicas, refugiados, transeúntes, exreclusos, toxicómanos y alcohólicos así como servicios de reinserción social y prevención de la delincuencia van siempre sin IVA.

Eso sí: siempre y cuando se realicen desde centros oficiales, ya sean públicos o privados.

5) Servicios de mediación

Los servicios de mediación, incluido la captación de clientes, para actividades de seguro, reaseguro y capitalización (servicios a su vez están exentas de IVA), así como otras actividades financieras también exentas de IVA.

¿Cómo tratar la exención de IVA en una plantilla de factura?

Cuando un profesional o empresa va a hacer una factura exenta de IVA, ha de terner en cuenta lo siguiente:

  • Has de indicar que la factura está exenta de IVA y hacer referencia tanto a la ley de IVA como al artículo completo. Por ejemplo: para trabajos de traducción, deverías indicar algo así como "Factura exenta de IVA, según ley 37/1992, art. 20, Uno, 26º".

  • Si usas un programa de facturación como Debitoor, recuerda desactivar el IVA en las opciones de Configuración (en Empresa-->Impuestos y registros).

Por último, recuerda que una facturación exenta de IVA también afecta a tus gastos, en el sentido de que estos no se pueden deducir fiscalmente, luego implican un mayor coste para el que lo soporta.

Escrito por Javier LópezJavier López, 23 Febrero 2017 en General