Guía para empresas y autónomos

Tu programa de facturación y contabilidad

Nuevos autónomos

Los nuevos autónomos, una vez se han dado de alta, tienen una serie de ventajas al empezar la actividad: acceso a una bonificación en la Seguridad Social (tarifa plana) así como a ayudas y subvenciones públicas. También pueden aplicar una retención de IRPF reducida en sus facturas y beneficiarse de deducciones fiscales.


Los nuevos autónomos tiene acceso a ayudas y bonificaciones por parte del a Seguridad Social

El inicio de una actividad nunca es fácil. Más, si cabe, cuando uno no tiene experiencia y todo parece una carrera de obstáculos.

No obstante, no todo son nubarrones ni incertidumbres. Los nuevos autónomos, una vez se han dado de alta, tienen acceso a ciertos beneficios y ventajas por lo que respecta a bonificaciones, ayudas y subvenciones públicas y retenciones y deducciones de IRPF.

Alta de nuevos autónomos

El alta de autónomos consiste básicamente en registrarse en la Seguridad Social y en Hacienda como tales.

El alta es el paso esencial para que la máquina de la actividad pueda echar a rodar legalmente. Así como el paso esencial para poder beneficiarse de ayudas, subvenciones y deducciones fiscales.

Ayudas para nuevos autónomos de la Seguridad Social

Los nuevos autónomos tienen acceso a distinto tipo de ayudas, si entendemos por tales un amplio espectro de distinta naturaleza, incluido las bonificaciones para autónomos.

Desde la tarifa plana hasta subvenciones del Programa de promoción del empleo autónomo para desempleados de la Seguridad Social, son muchas las ayudas que puedes descubrir en nuestro artículo: Ayudas para nuevos autónomos.

Cuota nuevos autónomos: la tarifa plana

La cuota de autónomo es igual para todos los autónomos, ya sean nuevos o con experiencia en años cotizados.

No obstante, los nuevos autónomos tienen acceso a una bonificación. Se trata de llamada tarifa plana, la ayuda por excelencia de los nuevos autónomos.

En virtud de este tipo de bonificación, los autónomos solo tienen que pagar 60 euros al mes por la cuota de autónomo (si cotizan por la mínima) durante los primeros doce meses de actividad.

Pasado este tiempo, los nuevos autónomos reciben un bonificación del 50% en los siguientes seis meses y del 30% en los seis meses posteriores.

Descubre más en: Cómo solicitar la tarifa plana de autónomos.

El IRPF de los nuevos autónomos: las retenciones

Los autónomos - no todos - deben aplicar retenciones a cuenta del IRPF en sus facturas. En tales casos (generalmente, cuando el cliente es otra empresa o autónomo) deben aplicar el tipo general del 15%.

Sin embargo, los nuevos autónomos pueden beneficiarse de una reducción: durante los tres primeros años de actividad, pueden aplicar una retención del 7% en su facturación.

Más información en: IRPF y retenciones para autónomos.

Deducción en el IRPF para nuevos autónomos

Los nuevos autónomos pueden beneficiarse también de deducciones en el IRPF. De hecho, los gastos deducibles para autónomos se amplían también al campo del IVA de los gastos relacionados con la actividad.

Por el lado del IRPF se pueden deducir gastos relativos a los consumos de explotación (gastos en mercaderías, materias primas, etc.), la cuota de autónomo, arrendamientos, servicios de profesionales externos, seguros de enfermedad, etc.

Es importante, ahora bien, que el autónomo pueda justificar dichos gastos así como demostrar que están relacionados con su actividad.

Subvenciones para nuevos autónomos

Además de ayudas, los autónomos tienen acceso a distintas subvenciones de carácter público.

Las comunidades autónomas tienen distintos programas en marcha. Es cuestión de informarse en la comunidad de residencia.

En el siguiente artículo, encontrarás más información: Subvenciones públicas para autónomos

Datos Generales ¿Acabas de empezar tu actividad? Debitoor es un programa de facturación diseñado para autónomos. Es simple, intuitivo y eficiente. Comienza ahora gratis. Incluye facturación y gastos, más la gestión total de tu lista de clientes y productos.