Glosario de contabilidad

Bonificación - ¿Qué es una bonificación?

Las empresas pueden recibir descuentos en sus contribuciones a la Seguridad Social por contratar a personas que, por pertenecer a determinados colectivos, tienen mayores dificultades de acceso al mercado laboral.

Gestiona tus contribuciones a la Seguridad Social así como tu facturación con Debitoor.

Todas las empresas deben pagar cuotas a la Seguridad Social en virtud de su contribución al bienestar público. Dichas contribuciones pueden recibir descuentos o reducciones siempre y cuando las empresas contribuyan a la contratación de personas que pertenezcan a colectivos socialmente vulnerables.

El fin de dichas bonificaciones son, pues, dos:

  • Aliviar los costes de las empresas.
  • Potenciar el acceso al mercado laboral de determinados colectivos.

Las bonificaciones a la Seguridad Social en España

En España, las empresas pueden beneficiarse de bonificaciones en sus pagos a la Seguridad Social por distintos motivos. Entre ellos, destaca la contratación indefinida de los siguientes colectivos sociales:

  • Mujeres víctimas de violencia de género.
  • Víctimas del terrorismo.
  • Víctimas de trata de seres humanos.
  • Personas con discapacidad.
  • Incapacitados permanentes readmitidos.

Además, la Seguridad Social también ofrece bonificaciones a las empresas que contraten a trabajadores de forma indefinida por sectores o actividades (turismo y hostelería, bomberos, innovación tecnológica), zona geográfica (Canarias, Ceuta y Melilla) o que contraten de forma indefinida a trabajadores temporales o por mantenimiento de la contratación indefinida.

Bonificaciones a la Seguridad Social para autónomos

Los trabajadores autónomos también se pueden beneficiar de bonificaciones a la Seguridad Social. La más conocida es la tarifa plana, por la que los nuevos autónomos pagan el 50% de su cuota mensual durante los doce primeros meses.

Además, el sistema de bonificaciones replica parcialmente el de las empresas, al incluir semejantes bonificaciones a los autónomos que pertenezcan a los colectivos socialmente más vulnerables citados más arriba al igual que aquellos que contraten a jóvenes o a trabajadores de forma indefinida.