Guía para empresas y autónomos

Tu programa de facturación y contabilidad

Cómo mejorar tu negocio con una estrategia de SEM

Con una estrategia SEM (Search Engine Marketing) ganarás visibilidad en los buscadores de Internet.


En el mundo digital en el que vivimos, la presencia online para una empresa es clave. Tengas o no un negocio online, contar con una página web es recomendable.

Para conseguir visitas, hay varios tipos de estrategias de marketing online que, combinadas, pueden afectar positivamente a tu negocio.

Mejora te estrategia de negocio con una campaña SEM

¿Cuál es la diferencia entre SEM y SEO?

Se oye hablar mucho de las estrategias SEM y SEO, pero no hay que confundirlas. Cuando un usuario hace una búsqueda en internet, en un buscador como Google, por ejemplo, aparecen varios resultados (enlaces a páginas web) relacionados con las palabras que el usuario ha utilizado para buscar.

Las primeras publicaciones que aparecen son normalmente anuncios (enlaces patrocinados) que aparecen identificadas como “anuncios”. El resto de publicaciones, que no son anuncios, aparecen en el área central de la página.

Estos anuncios responden a una estrategia de marketing digital por parte de las empresas. Dicha estrategia se conoce con el nombre de SEM (Search Engine Marketing) o marketing de buscadores, que asocia anuncios en dichos buscadores a búsquedas de usuarios.

A través de anuncios, creados como enlaces de pago, la página web aparecerá en los primeros lugares de los buscadores, ganando visibilidad, por encima de los resultados orgánicos.

Las empresas crean estas estrategias en los buscadores pagando por ciertas palabras que son relevantes para su negocio y así aparecer siempre visibles cuando un usuario está buscando.

Sin embargo, el SEO (Search Engine Optimization) se refiere al posicionamiento orgánico de una página web en otros buscadores en internet, es decir, lo que Google u otro buscador cree que responde a tu pregunta.

Parte de la estrategia de SEO consiste en publicar contenidos interesantes, relevantes - lo que se conoce como copywriting - y que aporten valor a la página web para que tanto el usuario como los buscadores la posicionen en buen lugar.

El SEO no requiere inversión económica, de ahí que se llame posicionamiento orgánico, y los resultados de esta estrategia de contenidos se notarán a largo plazo.

No obstante, SEM conlleva tanto la estrategia SEO como la publicidad en los buscadores, pero en la práctica, se usa SEM para referirse exclusivamente a la publicidad (enlaces de pago).

Si quieres dar más visibilidad a tu negocio, estos son algunos consejos para empezar una estrategia SEM. Si quieres ahondar en el tema, hemos creado un artículo sobre 10 nociones básicas de SEO para tu negocio que puedes leer en nuestra Guía.

Define y mide los objetivos de tu estrategia

Definir primero los objetivos es el primer paso para crear una buena campaña de SEM. Objetivos realistas y medibles, que te ayudarán a definir una buena estrategia y que repercutirán en la creación de anuncios y páginas web.

¿Qué quiero conseguir? ¿Quiero incrementar ventas, tráfico, leads, informar sobre una promoción específica o un descuento de navidad? Para definir los objetivos de manera estratégica ten siempre en mente la palabra SMART (inteligente en inglés). Por sus siglas, los objetivos deben ser específicos, medibles, realizables, realistas y limitados en el tiempo.

Una estrategia no tiene que tener muchos objetivos. De hecho, cuanto menos y más definidos, mejor. Tener una meta medible te ayudará a la valoración. Pregúntate siempre: ¿qué se quiere medir y cómo se puede medir?

Escribe tus objetivos: qué acciones vas a llevar a cabo para conseguirlos y qué métricas vas a tener en cuenta para valorar el alcance de los mismos.

Para esto, haz un seguimiento periódico basándote en los mismos parámetros para ver la evolución. Determinar un valor esperado y contrastarlo con un resultado obtenido te ayudará a conocer la evolución de la estrategia.

Cuando busques sobre modos de medir encontrarás muchos términos que se refieren a indicadores y métricas, como el CLTV, el ARPU, el CAC o el ROI. Desafortunadamente, muchos de estos acrónimos son ingleses, pero los hemos definido para ti en nuestro diccionario.

Palabras clave: el ingrediente de tu estrategia de SEM

Escoger las palabras clave correctas jugará un papel muy importante para conseguir resultados. Para empezar, ponte en el lugar del usuario: ¿qué palabras usaría en el buscador para encontrar mi negocio? ¿Cómo se define mi negocio? Las palabras clave son el ingrediente principal de una campaña de SEM.

Para ayudarte, Google cuenta con un planificador de palabras que ofrece información sobre las búsquedas mensuales en tu sector y te ayudará a analizar a la competencia.

Además de dar ideas para encontrar palabras, también estima el coste por click en el anuncio (CPC) y el volumen de búsqueda. Una vez que hayas decidido por qué palabras quieres pujar, podrás añadir más, o modificar los tipos para optimizar y ampliar tu campaña.

Palabras clave negativas: mejora tu estrategia de SEM excluyendo búsquedas irrelevantes

Cuando la campaña esté activa puedes excluir determinadas palabras que no son relevantes para encontrar tu negocio.

Uno de los buscadores más conocidos - y gigante en el mundo online -, Google, las describe como las “palabras que permiten excluir los términos de búsqueda de tus campañas y ayudan a centrarse únicamente en las palabras clave relevantes para tus clientes”.

En los buscadores, los usuarios utilizan infinitas palabras que pueden estar (o no) relacionadas con tu negocio. Estos términos de búsqueda son muy útiles, porque te darán información sobre las palabras que usan los usuarios para encontrarte.

Por una lado, puedes descubrir nuevas palabras en las que no habías caído, y las podrás añadir a tu campaña para ampliar su alcance. Y, por el otro, puedes excluir los términos de búsqueda que no son relevantes para encontrar tu negocio y que conllevan tanto un gasto inútil en la campaña como un tráfico que no es de calidad.

Cómo mejorar el contenido del anuncio

Se recomienda que los anuncios sean concisos, que destaquen frente a otras ofertas y que tengan gancho. Pero lo más importante: que estén asociados a las palabras clave.

Los anuncios se crean bajo el nivel de un grupo de palabras, con lo que se aconseja que el texto del anuncio se ajuste a cada grupo de palabras (para que el buscador lo considere relevante y de buena calidad) y que tenga sentido con el contenido de la página web a la que dirige. Generalmente se componen de dos títulos y dos descripciones.

Escribe dos o tres variaciones de anuncios en el mismo grupo de palabras, para ver cuál de ellos tiene más tráfico y funciona mejor. Esto te ayudará para optimizarlos en el futuro.

Usa extensiones de anuncio en tus campañas

Además del texto, los anuncios cuentan con extensiones o complementos para hacerlos todavía más relevantes porque muestran información adicional. Hay de varios tipos, entre otros, de ubicación, precio del producto, botón de llamada al teléfono, sector del negocio o enlaces a páginas específicas de tu web.

Los buscadores dan importancia al uso de estas extensiones para complementar los anuncios y así obtener más visibilidad para los usuarios. Se recomienda usar estos complementos siempre que sea posible para que, además, los usuarios encuentren más información de manera más rápida, por ejemplo, llamando directamente al negocio.

Se recomienda no depender exclusivamente de la publicidad en los buscadores, sino de utilizarla como una técnica paralela a la estrategia SEO. Ambas combinadas correctamente aumentarán tu visibilidad y conseguirás dirigir más tráfico relevante a tu página web, alcanzando rápidamente tu target y mostrando los resultados a los usuarios más interesados.

Cómo registrar los gastos de tu estrategia SEM en tu programa de facturación

Desde un punto de visto más genérico, trabajar en tu estrategia de SEM significa comprar espacios publicitarios en un buscador y, por tanto, incluye una inversión económica. Es decir, implica un gasto para tu empresa.

La pregunta es cómo registrar y contabilizar estos gastos en tu programa de facturación. Para ello, primero hay que identificar quién es el proveedor. Para poner un ejemplo, el caso más conocido de herramientas para SEM es Google Ads y, en este caso, el proveedor es Google.

Google factura a sus clientes europeos a través de la siguiente razón social: Google Ireland Limited Gordon House, Barrow Street, Dublín 4, Irlanda. Esto significa que se considerará una operación intracomunitaria.

Si tu empresa se encuentra en el Registro de Operadores Intracomunitarios (ROI) y has proporcionado tu número de IVA europeo, conocido como NIF-IVA, no se aplicará IVA en la factura que recibas.

Si tu NIF-IVA no puede ser validado a través del VIES, es decir el sistema que valida tu número como operador intracomunitario, se te aplicará el IVA de tu país al tratarse de un servicio electrónico. Es lo que se conoce como Mini Ventanilla Única o MOSS IVA.

En Debitoor puedes registrar tu factura por SEM en par un de clics. Simplemente, cuando estés creando un gasto selecciona que el proveedor es, por ejemplo, irlandés.

Como registrar un gasto de marketing SEM en tu programa de facturación de Debitoor

El sistema lo tratará como una operación intracomunitaria y le asignará el 0% de IVA para cuando tengas que hacer la declaración del mismo. Asimismo, recuerda que puedes marcarlo como gastos por publicidad de cara a que figure correctamente en tus informes contables.

Datos Generales

Debitoor es un programa de facturación perfecto para pequeñas empresas y autónomos. Es simple, muy intuitivo y eficiente. Comienza ahora gratis. Incluye facturación y gastos, más la gestión total de tu lista de clientes y productos.