10 nociones básicas de SEO para tu negocio

Una buena estrategia SEO te ayudará a posicionar mejor tu negocio en los motores de búsqueda y sin gastarte un euro en marketing. 

Que los clientes te encuentren. Ese parece ser el eslogan del marketing digital o marketing de contenidos. En contraposición al marketing tradicional, mucho más intrusivo, agresivo, molesto y - sobre todo - mucho más caro. E inútil.  

Para que los clientes te encuentren por internet tienes dos opciones: una de pago y otra gratis. ¿Con cuál te quedas? Si eres emprendedor, seguro que te interesará más la gratuita. 

Y aquí entra el SEO.

faq-nociones_de_seo-28_agosto_2016.jpg

¿Qué es el SEO?

No nos queremos poner académicos ni profundos. Ni mucho menos pesados. Aquí sobra teoría y hace falta práctica. El SEO (siglas en inglés de Search Engine Optimization) es un concepto que remite a un conjunto de técnicas para mejorar el posicionamiento de tu página web en los resultados de búsqueda de buscadores como Google. 

¿Esto es importante? Bueno, si tienes una tienda online, te dedicas al e-commerce o a cualquier negocio que dependa de internet (sea directa o indirectamente) pues sí, es importante.

El SEO y su práctica es clave para el éxito de tu negocio: resulta que la gran mayoría de las personas que busca un producto o servicio lo hace por internet. Es decir, que ahí afuera tienes a miles o millones de compradores en potencia.

No lo desaproveches: una buena estrategia de SEO te ayudará a posicionarte entre los primeros. Y el mundo es injusto, ya lo sabes: aquí los últimos rara vez son los primeros.

¿Cómo implantar una buena estrategia de SEO? A continuación te mostramos ocho nociones básicas para orientarte. 

1) Cada página web con su tema SEO

Lo más básico de todo, para empezar: que cada página esté montada alrededor de un solo tema. ¿Por qué un solo tema? Porque los buscadores han de entender el contenido de tu página para proveer al usuario de la información que busca. Y nada más claro que construir un tema por página. 

2) Elige tus keywords o palabras clave

Cada negocio tiene sus palabras claves; aquellos términos que la definen. Por ejemplo, Debitoor tiene sus palabras clave: factura, factura proforma, modelo de factura, plantillas de factura, etc.  

¿Cómo lo sabemos? Porque la gente que busque un programa de facturación y contabilidad como el nuestro tecleará la palabra "factura", "factura proforma" o "programa de facturación" para encontrarnos. 

Para saber las keywords más relevantes puedes usar Google AdWords, que además es gratuito. 

3) Usa títulos de página con la keyword

Los motores de búsqueda prestan mucha atención a los títulos de la página. Fíjate en esto: 

faq-seo_page_title.jpg

No hay que ser muy lince para conocer la palabra clave (para despistados: proveedor). En nuestro Glosario contable de Debitoor tenemos una definición al respecto. Y en el título de la página hemos querido destacarlo.

¿Por qué? Porque las palabras que aparecen al principio son las que tienen más peso para los buscadores. Por lo que busca títulos de página únicos que enfaticen la palabra clave. 

Por lo general, el título no ha de contener más de 60-70 caracteres (con espacios). 

4) Y no ignores la metadescripción de la página

Se trata del texto que consta después del título. Esta información es importante, porque es la que moverá al usuario o potencial comprador a clicar sobre la página. Lo mejor es no excederte de los 150 caracteres. De lo contrario, te pasará lo que a nosotros, que nos pasamos de la raya y aparecen puntos suspensivos...

faq-seo_page_title_0.jpg

5) Pon las keywords en el encabezado

Si escribes un artículo sobre el paro y los autónomos, vigila que esas dos palabras clave estén en cada encabezado. 

Por cuestión de escaneabilidad (y de aquí nos salimos un poco del SEO para entrar de lleno en el contenido), siempre es bueno escribir párrafos cortos precedidos por encabezados: la lectura se hace más agradable y el lector se cansa menos. 

Y por cuestión de SEO, es bueno saber que los buscadores también "leen" los encabezados. Y los interpretan de la siguiente manera: las palabras que lo componen son importantes. Es decir, son las palabras clave del asunto.

Por cierto: tampoco abuses de las keywords. Google puede penalizarte. 

6) Utiliza keywords en las etiquetas ALT para imágenes

Las etiquetas ALT son un texto alternativo que describe una imagen. Los motores de búsqueda no pueden leer los textos que aparecen en las imágines. De ahí la necesidad de introducir etiquetas ALT con las palabras clave: el buscador sí que puede leer ese texto y lo tendrá en cuenta. 

7) Que la URL contenga las palabras clave

Más sobre palabras clave. Pero esta vez le toca a la URL. La URL está compuesta por palabras, y estas han de ser las claves, porque los motores de búsqueda así lo dicen: son esas palabras que componen la URL las que envían la señal más fuerte.

Además de las palabras clave, intenta usar guiones y palabras en minúscula en la url. 

8) Pon enlaces a keywords y ponlos bien

Los enlaces a otras páginas es importante. Tanto a páginas externas como internas. También es importante que optimices lo que se conoce como Anchor Text. Es decir, y traducido literalmente: el texto de anclaje. 

¿Qué queremos decir con optimizar el texto de anclaje? Pues en evitar el famoso "haz clic aquí" y reemplazarlo por un enlace más natural sobre el texto. Y que el texto contenga la información básica - keywords - de la página a la que enlaza.

Un ejemplo de texto de anclaje mejorado sería este: 

Para profundizar sobre el marketing de contenidos, lee más sobre nociones básicas de analítica web para emprendeores.  

Que mejora este otro: 

Haz clic aquí para saber más sobre marketing de contenidos. 

En términos SEO el primero es mucho mejor, pues el enlace contiene las palabras clave del contenido al que enlazas (sin ir más lejos, el texto enlazado está formado por las mismas palabras que forman el título de la página que enlaza, que a la vez está formado por las palabras claves de ésta). 

9) No dupliques ni copies contenido

Repetir o copiar contenido es problemático. Los motores de búsqueda como Google penalizan si el mismo contenido se repite varias veces en una misma página web. Ya no te contamos si copias contenido de otros. 

Si te dedicas al comercio electrónico y tienes una tienda online, la duplicación de contenido puede ser una constante, sobre todo cuando tienes un gran listado de productos. Intenta evitar que se repita el mismo contenido en las descripciones. 

10) Crea buen contenido, de forma regular y súbelo a las redes sociales

Esto lo que has de tener presente desde el principio (y disculpa que lo dejemos para el final). Y es que sin crear buen contenido, no hay SEO ni keywords que valgan.

Es la peor práctica SEO que puedas hacer: contenido malo, irrelevante, chapucero. Si tu contenido responde a lo que los usuarios buscan, los motores de búsqueda lo tendrán en cuenta y tus contenidos estarán mejor posicionados. 

Por último, sigue una estrategia de cotenidos clara que implique la creación y actualización regular de estos. Y no olvides que las redes sociales (Facebook, Twitter, Google Plus, LinkedIn)  son una herramienta poderosa para crear más tráfico en tu web, lo que redundará en un mejor posicionamiento. 

 

No queremos despedirnos sin antes darte un par de consejos más: