Guía para empresas y autónomos

Tu programa de facturación y contabilidad

La renta antigua, ayudas al alquiler de local y alternativas

La desaparición de la renta antigua ha dado lugar a la aparición de ayudas necesarias para comercios minoristas y a alternativas para los empresarios.


Se suele decir que no hay nada más viejo que el periódico de ayer, pero existen aspectos dentro del mundo de los autónomos que aunque desaparecidos todavía colean. Uno de ellos es la renta antigua.

El alquiler de un local español dejó de estar bajo la protección de la renta antigua, por la que se intentaba ayudar al pequeño comercio. Se establecía un alquiler bastante por debajo del de mercado.

Qué es la renta antigua

La renta antigua hace referencia a alquileres que se firmaron bajo la regulación de Ley de Arrendamientos Urbanos de 1964 y reformulados por la posterior ley de 1994. Gozaban, y todavía algunos lo hacen, de un precio reducido y con un incremento considerablemente inferior al del resto de locales nuevos.

En enero de 2015 esta ley –Ley de Arrendamientos Urbanos de 1994– se extinguió obligando a muchos empresarios a renegociar el precio.

No obstante, en muchos casos suponía asumir los costes, a veces hasta 10 veces más altos, o incluso tener que trasladar el negocio a zonas más económicas. Aquellos locales, especialmente en las zonas centro de las ciudades, perdían, pues, esa ventaja.

faq-es-renta-antigua-26-08-2016.jpg

Excepciones en el alquiler de renta antigua

¿Pueden los comercios costear el alquiler en zonas turísticas? Ésta es una cuestión relativa. Ciertamente existen distintas ayudas al comercio minorista situado en zona turística, pero el importe de un local en la Gran Vía de Madrid o en el Passeig de Gràcia de Barcelona es casi inasumible. Son los grandes comercios los triunfantes ante estos precios.

Sin embargo, recordemos que a veces en el mundo de los negocios la pena puede parecer un acompañante indeseado, pero muchos han conseguido renegociar el alquiler para que sea conveniente para ambas partes: arrendador y arrendatario.

En principio la renta antigua finalizaba el 1 de enero de 2015, pero aquellos contratos en los que en los diez años anteriores al 31 de diciembre de 1994 se hubiera realizado un traspaso, contaban con una prórroga de cinco años más, es decir enero de 2020.

A esto se suma otra excepción. Si el contrato de alquiler hubiera sido revisado y actualizado diez años antes de diciembre de 1994, igualmente los arrendatarios recibirían otra prórroga de cinco años.

Ayudas para el alquiler del local del emprendedor

Cada comunidad autónoma establece una serie de ayudas de todo tipo para comercios minoristas en cuestiones relacionadas con el establecimiento.

Algunas hacen referencia a la adecuación del local, a la adquisición de equipamiento y activos e incluso para el asesoramiento externo en cuanto a estudios de mercado, planes de marketing o incluso escaparates.

Asimismo, estas ayudas se pueden consultar en las webs propias de cada comunidad autónoma.

Alternativas al local comercial para emprendedores

Estamos en la era de las nuevas tecnologías y es cierto que cada vez son más los que prescinden de un local físico y optan por una tienda virtual. El e-commerce es hoy día toda una realidad en el mundo del emprendimiento.

Tu tienda online resulta definitivamente más económica que un local comercial. Sin embargo, también tiene sus inconvenientes como la necesidad de muchos compradores de ver el producto físicamente.

Por ello, otra alternativa para aquellos negocios que vayan creciendo es el lanzamiento de tiendas pop-up. Ésta son tiendas de duración determinada en emplazamientos por lo general bastante deseados y que repercuten de manera positiva en la imagen de tu marca.

Resulta curioso ver cómo el desarrollo del comercio minorista ha pasado desde las tiendas de toda la vida que gozaban de alquileres con un precio muy bajo, a tiendas online y posteriormente a la necesidad de la presencia física.