Guía para empresas y autónomos

Tu programa de facturación y contabilidad

Los autónomos y la contratación: ¿pueden contratar sin límite?

Los autónomos que tributan por módulos tienen límites a la contratación de trabajadores. El resto de autónomos pueden contratar sin límites.


Los autónomos pueden contratar a otros trabajadores con ciertos límites

Los autónomos pueden contratar a otros trabajadores o autónomos.

En el primer caso, se trata de contratar en el sentido más exacto de la palabra. Es decir: el autónomo se hace cargo del trabajador y todo lo que conlleva (alta del trabajador, cotizaciones sociales, etc.).

Si requiere los servicios de otro autónomo se debe formalizar un contrato mercantil. En este caso, el autónomo contratado no es un trabajador a su cargo (obvio), por lo que no puede estar sometido a un horario ni estar vinculado laboralmente (algo que para algunos no resulta tan obvio).

Además, un autónomo también puede contratar a un familiar bajo unas condiciones especiales. Es lo que se conoce como autónomo colaborador.

¿Pero hay límites a la contratación? ¿Cuándo debería pensarse el autónomo pasarse a sociedad?

Autónomos que contratan con límites (sistema de módulos)

Legalmente, ciertos autónomos pueden contratar a otros trabajadores por cuenta ajena con límites. Esto depende del régimen de tributación de IRPF.

Los autónomos que tributan por el régimen de estimación objetiva (por módulos) pueden contratar de 2 a 10 trabajadores como máximo según la Orden HAC/1264/2018 de 27 de noviembre.

El umbral lo impone el tipo de actividad económica. Por ejemplo, el comercio al por menor de muebles tiene un límite de 4 empleados y los restaurantes de dos tenedores tienen un límite de 10.

Pero el límite no solo queda ahí. La orden también especifica un límite de horas anuales (1.800) o las que determine el convenio sectorial.

El resto de autónomos que no tributan por módulos pueden contratar sin límites.

Qué ocurre si un autónomo que tributa por módulos supera el límite

Si el autónomo tributa por módulos no puede superar el límite prefijado. La única opción que le quedará es dejar de tributar por módulos y empezar a hacerlo por otro régimen de tributación.

Otra opción, completamente viable y recomendable, es constituir una sociedad. El dilema autónomo o sociedad no es fácil de dirimir en determinadas fases de la actividad.

Pero si el negocio está creciendo y tiene necesidad de más trabajadores, el paso de autónomo a sociedad puede estar más que justificado.

Datos generales: Con el programa de facturación de Debitoor puedes llevar la facturación y contabilidad como autónomo y registrar las nóminas de tus empleados. ¡Comienza ahora gratis!