Glosario de contabilidad

Más de 150 entradas en nuestro glosario de contabilidad

  1. Balance de apertura
  2. Libro diario

Cierre contable - ¿Qué es el cierre contable?

Al final del ejercicio contable, las empresas deben cerrar sus cuentas de resultados y trasladar éstos a las cuentas de balance (activo, pasivo y patrimonio neto).

Gestiona tus informes contables de tu negocio con Debitoor, programa de facturación y contabilidad para autónomos y pequeñas empresas.

Cada año las empresas deben cerrar el ejercicio contable de su actividad económica para conocer los resultados de esta. Esto es, si - por decirlo llanamente - los ingresos (o utilidades) han superado las pérdidas de la actividad.

Una vez se tienen los resultados de este cálculo, aquellos se trasladan a su respectiva cuenta de balance, que está formado por el activo, el pasivo y el patrimonio neto.

Cierre contable: utilidades y pérdidas

Las cuentas de resultados (o cuenta de pérdidas y ganancias), a su cierre, nos muestran si ha habido utilidades o pérdidas en el ejercicio contable.

Se entiende por utilidades cuando los ingresos son superiores a los costes y los gastos y, por pérdidas, cuando los gastos y costes están por encima de los ingresos.

El cierre contable y la cuenta de resultados

Puede ocurrir que al cerrar las cuentas de resultados haya errores. Es por ello que, antes de su cierre, conviene hacer los ajustes necesarios.

De entre los ajustes que hay que realizar en la contabilidad, cabe destacar los siguientes:

  • Depreciación de activos.
  • Amortización de activos intangibles.
  • Conciliación de las cuentas bancarias.
  • Provisión de cartera.

Al hacer estos ajustes, se regularizan las cuentas de resultados y se evitan errores o distorsiones que nos darían una imagen poco fiel del resultado contable de la actividad.

El cierre contable: de la cuenta de resultados a la cuenta de balance

Una vez se han realizado los ajustes pertinentes y se han cerrado las cuentas de resultados, se deben trasladar estos resultados a las cuentas de balance.

Con "trasladar" nos referimos a lo siguiente: si se da una utilidad se incrementará el patrimonio; si, por el contrario, se da una pérdida, el patrimonio se reducirá.

El cierre contable y el cierre fiscal

No hay que confundir el cierre fiscal del ejercicio con su cierre contable. El primero es un proceso posterior al segundo, y consiste, resumidamente, en aplicar el pago de impuestos y deducciones al cierre contable.

A nadie se le escapa que cualquier evaluación del ejercicio económico de una empresa ha de contar tanto con el cierre contable como con el cierre fiscal con el fin último de tomar las decisiones más acertadas para el siguiente ejercicio de la empresa.

El cierre contable en un programa de facturación y contabilidad

Los programas de facturación y contabilidad tienen informes contables como la cuenta de resultados y el balance de situación.

Estos softwares automatizan todo el proceso de facturación y contable y ayudan a los ajustes para el cierre contable y fiscal del ejercicio.