Guía para empresas y autónomos

Tu programa de facturación y contabilidad

Límites y normativa en el pago en efectivo

En España, a día de hoy, el límite aceptado en pagos en efectivo es de 2.500€ o su contravalor en otra moneda extranjera. En el caso de que el pagador no actúe como profesional o empresario y no tenga su domicilio fiscal en España, el límite se extiende hasta los 15.000€ o su equivalente en otra moneda.


¿Sabías que existe una cantidad máxima para realizar pagos en efectivo? A más de uno esto le sorprenderá y es precisamente el motivo por el que este artículo es importante.

Aunque en la actualidad los métodos de pago online y electrónicos están cada vez más extendidos, es cierto que en el día a día, especialmente para autónomos y PYMES sigue siendo muy común el pago en efectivo por la prestación de servicios o venta de productos.

Es por esto que justo ellos, autónomos y PYMES necesitan conocer cuál es el límite establecido para dichos pagos en efectivo.

Según lo expuesto en la Ley 7/2012, de 29 de octubre, para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude, se establece un límite al pago en efectivo en determinadas operaciones.

Límites depago en efectivo en 2019

Pagos en efectivo: el máximo actual está en 2.500€

Si eres un autónomo o profesional y un cliente quiere pagarte por un servicio 3.000€ en metálico, olvídate por completo. De aceptar este pago, te podrías enfrentar a una sanción ecónomica por parte de Hacienda.

En España se establece por ley un límite a los pagos en efectivo de 2.500€. Se excluyen de esta limitación los pagos o cobros en entidades de crédito así como los pagos efectuados cuando ninguna de las partes esté actuando como profesional o empresario.

Para empezar, es importante tener en cuenta que no tan solo billetes y monedas son considerados como efectivo. También son considerados como efectivo los cheques al portador y otros medios físicos (incluyendo los electrónicos) utilizados como medio de pago al portador.

Tampoco es posible hacer pagos parciales de un importe superior a 2.500€. Es decir, si por ejemplo tienes que pagar 4.500€ a un profesional, no puedes pagar 2.000€ en efectivo y el resto con tarjeta, transferencia u otro método.

Vamos a poner un ejemplo para que se vea más claro. Si un albañil va a tu casa y te hace una reforma por 3.500€, aunque tú no estés actuando como profesional o empresario en ese caso, no podrás hacer el pago en efectivo ya que el albañil será un autónomo o pertencerá a una PYME.

Por poner otro ejemplo, en el caso de que una persona le compre a un conocido un coche de segunda mano por 4.000€, el pago puede hacerse en efectivo ya que ninguna de las partes actúa como profesional.

Sanción por pagos en efectivo superiores a 2.500€

En caso de no cumplirse esta norma, habrá que hacer frente a una multa del 25% del valor de la transacción. Esta multa puede ser exigida a cualquiera de las partes: sólo a una de ellas o a ambas.

En el caso en que una de las partes de declarara insolvente, la otra deberá hacer frente al pago de la sanción de forma solidaria.

Este tema es tan relevante para Hacienda, que en la mismísima página web de la Agencia Tributaria existe la opción "Denuncia de pagos en efectivo", en la que se informa a la Agencia Tributaria de un pago en efectivo por encima del límite establecido.

Si esta denuncia se presenta en los 3 meses siguientes al pago, el denunciante estará exento de responsabilidad en dicha infracción.

Esta infracción prescribe a los cinco años del pago. Durante estos 5 años, deberás conservar las facturas, de ventas o gastos, y otros documentos para poder justificar tu contabilidad en caso de que Hacienda la revise.

Alternativas al pago en efectivo

Antes hemos discutido que no solo el papel moneda y la moneda metálica son considerados como efectivo. Ahora la pregunta es, ¿qué alternativas puedes darles a tus clientes cuando el importe supere los 2.500€?

Pues es bien sencillo, aceptando el pago con tarjeta de crédito o débito, los cheques nominativos y las transferencias estarás dando a tus clientes alternativas al pago en efectivo.

A día de hoy el Gobierno está estudiando la posibilidad de reducir este límite de 2.500€ a 1.000€, pero es una medida que aún no ha sido aprobada.