You are here

Cómo es la cotización de un autónomo

Como autónomo también tienes ciertas obligaciones, entre las que se encuentra la cotización. Pero, ¿qué significa cotizar y cuánto es la cotización?

Si has decidido convertirte en autónomo y ser dueño de tu propio negocio, debes saber que tú también tienes que cotizar.

Esto lo haces una vez que registras tu actividad laboral y también tras su cese, es decir, cuando cobras el paro.

Qué es cotizar para un autónomo

Si eres autónomo estás obligado a cotizar a la Seguridad Social; lo que quiere decir es que debes pagar una serie de cuotas. Y en el caso de un autónomo, con independencia de tus ingresos. 

Con el fin de poder acceder a derechos como la sanidad, la prestación por desempleo o la baja por maternidad, este dinero va a parar a la Seguridad Social.

Como autónomo debes cotizar desde el primer día que inicias tu actividad, pero tus obligaciones no se acaban aquí. También existen los impuestos que tienes que pagar a Hacienda.

Las cuotas que pagas dependen de la base de cotización que elijas. Es por ello que dependiendo de tus ganancias puedes elegir qué cotización se ajusta más a ti, lo que no quiere decir que cotices según tus ganancias (la base la eliges tú). 

La base de cotización es la cuantía a la que se aplican las deducciones para saber la cantidad de dinero que un trabajador aportará a la Seguridad Social.

Mano escribiendo en una pizarra

Cuánto es la cotización para un autónomo

Debes tener en cuenta que aunque la mayoría de los autónomos eligen la cotización mínima, a mayor cotización mayor será tu pensión cuando te jubiles. Para ello existen unos mínimos y unos máximos a la hora de cotizar.

La base mínima de cotización en 2016 es de 893,10 euros, mientras que la máxima llega hasta los 3.642 euros. En el último año existen unos requisitos para libre elección de tu base de cotización de cara a la jubilación del autónomo.

En el caso de que seas un autónomo menor de 47 años puedes elegir libremente entre el máximo y el mínimo. También puedes hacerlo si tienes 47 años y con una base igual o superior a 1.888,80 euros durante el 2014.

Por el contrario, si aun teniendo 47 años y tu base de cotización es inferior a los 1.945,80 euros, no podrás elegir una base superior a los 1.964,70 euros.

Estas restricciones se endurecen a medida que el autónomo es mayor para asegurar una jubilación lo más justa posible para todos los autónomos de acuerdo a su cotización.

Consejos para elegir la base de cotización como autónomo

Si bien es cierto que la mayoría de trabajadores autónomos deciden cotizar por lo mínimo, esto conlleva una serie de consecuencias, como una pensión menor.

Sin embargo, como autónomo y dependiendo de tu edad puedes acogerte a ciertas bonificaciones en la base de tu cotización. Los menores de 30 años reciben una reducción del 30% por ser autónomos jóvenes.

Lo aconsejable es empezar a cotizar por el mínimo y según te vayas acercando a la jubilación aumentar la base de cotización. De esta manera te aseguras una mejor pensión.

Siempre que lo necesites puedes cambiar la base de cotización, pero recuerda las limitaciones respecto a la edad mencionadas anteriormente.

Cotización del autónomo cuando cobras el paro

La cotización también se realiza cuando el autónomo cobra la prestación por desempleo o paro. De esta manera, el autónomo también cotizará cuando perciba el paro.

El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos establece que tu base de cotización cuando cobras la prestación por desempleo sea del 2,2%.

Por ello cada mes cotizarás mediante el 2,2% de lo recibido durante el periodo en el que recibas la prestación por desempleo.

Datos generales:
Debitoor es un programa de facturación diseñado para pequeñas empresas y autónomos.
Es simple, intuitivo y eficiente. Comienza ahora gratis. Incluye facturación y gastos, más la gestión total de tu lista de clientes y productos.