Glosario de contabilidad

Más de 150 entradas en nuestro glosario de contabilidad

  1. Activo
  2. Activo circulante
  3. Balance de situación
  4. Existencias

Inmovilizado - ¿Qué es el inmovilizado?

El inmovilizado es el término genérico con el que se denomina al conjunto de activos de una empresa que no son circulantes. Engloba mobiliario, instalaciones y terrenos, maquinaria, construcciones, gastos amortizables, créditos a largo plazo entre otros.

Descubre el inmovilizado de tu negocio usando el balance de situación en Debitoor para obtener una visión general de tu contabilidad.

Muchas veces se define el inmovilizado como aquellos activos estructurales de un negocio. Es el compendio de activos fijos o aquellos activos que no pueden ser consumidos o convertirse en líquido en menos de un año o ejercicio contable.

En el Plan General Contable, el inmovilizado se sitúa como el Grupo 2 y en el balance de situación se encuentran como parte del activo no corriente. Engloba tanto el inmovilizado material como el inmaterial, es decir los activos tangibles e intangibles.

Inmovilizado material

Entendemos inmovilizado material como el conjunto de bienes físicos de gran duración necesarios para que la empresa pueda desarrollar su actividad. Formarán parte del grupo de activo por al menos un año.

Son ese tipo de activos que por su naturaleza no se venden durante el primer año desde su compra. Servirá para que se produzca el desarrollo normal del negocio.

Sin embargo, es el uso que se le da al activo lo que determinará su clasificación, porque una empresa que venda maquinaria no los considerará inmovilizado, sino que formará parte de las existencias. Entre ellos encontramos:

  • Construcciones
  • Bienes naturales
  • Maquinaría
  • Instalaciones técnicas
  • Mobiliario
  • Utillaje
  • Equipos informáticos
  • Elementos de transporte

Inmovilizado inmaterial:

En tu programa de contabilidad deberás registrar el inmovilizado inmaterial o intangible como aquellos activos cuya existencia es meramente intelectual, o al menos no es física.

Estos activos intangibles cumplen las mismas que el resto del inmovilizado: no se adquieren con intención de comerciar con ellos, su permanencia se alarga a más de un año y son estructurales al desarrollo de la empresa.

Los tipos más comunes de inmovilizado material son:

  • Gastos de investigación y desarrollo
  • Concesiones administrativas
  • Propiedad industrial y patentes
  • Fondo de comercio
  • Derechos sobre bienes en régimen de arrendamiento financiero o leasing

Es importante añadir que las aplicaciones informáticas, como el de tu programa de facturación, o la compra de una licencia de un programa informático también se consideran inmovilizado inmaterial.