Guía para empresas y autónomos

Tu programa de facturación y contabilidad

Procedimientos por impago de facturas

Tras crear una factura y enviarla a veces te puedes encontrar en la desagradable situación de que tras la venta de un producto o servicio el cliente no te paga.

No debe cundir el pánico, puede haber muchas razones por las que todavía no te haya pagado. Aquí tienes unos consejos sobre cómo afrontarlo y los procedimientos que debes seguir para mantener al día tu facturación.


El primer paso es comprobar que haya pagado. Todos nos despistamos y puede que no te hayas dado cuenta de que el cliente abonó la factura, o incluso que el dinero todavía no haya llegado a tu cuenta.

Impago de facturas y recordatorios al cliente

Si lo primero falla puede que el despistado sea el cliente. Siempre es positivo, para él y para tu negocio, enviarle un recordatorio.

El recordatorio debe referenciar la factura impagada, de lo contrario no sabrá a qué te refieres. Además deberás incluir la fecha de vencimiento y el importe. Es importante que destaques que la causa del impago se deba a error u omisión.

Creando recordatorios atractivos

Algunos programas de creación de facturas permiten la creación de recordatorios con un diseño más amable. De esta manera el cliente no se siente amenazado por tu escrito.

Recordatorio de pago de factura hecho con Debitoor

También es buena idea incluir la factura en el recordatorio o viceversa. Por lo que si al crear tu factura utilizaste alguna plantilla con un bonito diseño, tu recordatorio también lo tendrá.

Por lo tanto tendrás un documento formal con una forma más personalizada.

Desafortunadamente no todo el mundo revisa su correo, electrónico o postal, a diario por lo que es importante que dejes pasar un tiempo prudencial.

Si después de unos días no contesta, es aconsejable que le envíes un segundo recordatorio.

Es habitual cargar una comisión por impago de factura de entre el 2% y el 5%. Esto sólo se hace tras haber cumplido el plazo de abono de la factura.

Al enviar un recordatorio también puedes añadir la posibilidad de comisión por impago.

recordatorio-comision copy.jpg

Proceso monitorio

Si todo lo demás falla y el recordatorio no surge efecto, te encuentras ante una posible situación de impago intencionado.

En este caso deberías contactar con un abogado especializado. Él analizará tu caso y te guiará en los aspectos legales en cuanto al reclamo del pago. Si no, puedes realizar una demanda por impago como establece la Ley 1/200 del 7 de enero de Enjuiciamiento Civil.

Se empieza así un proceso monitorio para reclamar deudas. Este es un procedimiento judicial basado en la vía rápida para la reclamación de deudas de carácter económico. Solo es necesaria la celebración vista o comparecencia ante el juez si el deudor, es decir el cliente, se opone a la reclamación presentada.

Al formulario de la demanda por reclamación se debe presentar las facturas o cualquier otro documento que habitualmente documente deudas creado por el acreedor, o sea tú como empresario. En él describirás on detalle la petición y el origen de la deuda.

Del mismo modo, este procedimiento monitorio no necesita de abogado o procurador para presentar la demanda por impago, a no ser que en el caso de que el cliente se oponga a la demanda y haya que asistir a la celebración de la vista ante el juez.

Consejos ante un impago

Cuando este tipo de situaciones ocurren debes ser paciente y no desconfiar al primer instante, pero también debes estar alerta de que no sea la primera vez que ocurre.

Asegúrate de enviar tus recordatorios con acuse de recibo, ya sea por e-mail o por correo certificado. Así siempre sabrás si el cliente ha recibido tu carta.

Es bueno tener en mente si tratamos con empresas o particulares. Es más fácil cuando se tratan de personas que cuando son empresas y no siguen activas.

Finalmente, cuando todo parezca conducir a un impago intencionado, es bueno informarse del procedimiento legal a seguir con un servicio jurídico.

Datos generales: Debitoor permite mediante sencillos pasos crear recordatorios para tus facturas impagadas. Debitoor es un programa de facturación, diseñado para pequeñas empresas y autónomos.

Es simple, muy intuitivo y eficiente. Comienza ahora gratis. Incluye facturación y gastos, más la gestión total de tu lista de clientes y productos.