Guía para empresas y autónomos

Tu programa de facturación y contabilidad

Procedimiento monitorio por impago de facturas

Una vez agotados todos los medios en tu mano para exigir una deuda impagada, pasamos al proceso monitorio con el objetivo de recibir el dinero de nuestra clientela morosa lo antes posible.


El procedimiento monitorio se encuentra regulado por la Ley de Enjuiciamiento Civil y consiste en un proceso rápido de reclamación de deudas.

En este caso, estás realizando una reclamación interpuesta ante los tribunales civiles y acabará con un juicio monitorio, es decir, un juicio sencillo para exigir que te paguen la deuda.

faq-spain-proceso-monitorio-2015-08-17.jpg

Si la deuda exigida es inferior a 2.000€, no necesitas abogado para el juicio. Será el secretario judicial quien estudie el caso y posibles discrepancias y, por último, será el juez quien tome la decisión.

¿Qué tipo de deudas puedes exigir?

Si uno de tus clientes no te ha pagado y quiere reclamar ese pago, debes asegurarte de que tu deuda cumple las siguientes características:

  • Debe ser una deuda económica de un importe concreto, es decir, te deben dinero.
  • Debe estar vencida: Sólo si ha pasado la fecha de vencimiento podrás recurrir a este proceso.
  • Debes poder documentar la deuda y la relación comercial mediante factura, cartas certificadas, albaranes, e-mails intercambiados, etc.

Pasos del proceso monitorio

Presentación de la solicitud inicial para la cual no se requiere ni abogado o procurador. Debes hacerlo el juzgado de Primera instancia del domicilio del deudor – si no conoces su domicilio, puede presentarlo en la oficina judicial donde creas que vive. El organismo judicial transmite la reclamación al deudor y establece 20 días para que éste pague o se oponga a la petición.

En la solicitud utiliza uno de los modelos oficiales del Ministerio de Justicia, más la documentación para probar la deuda. Una copia para el juzgado y otra para tu cliente moroso.

Para deudas inferiores a 2.000€, puedes solicitar la justicia gratuita y no tener que pagar los gastos del proceso consistentes en 100€.

Resultado del proceso monitorio

  • El cliente paga y adiós, muy buenas.
  • El cliente no responde y, quien calla otorga, por lo que el cliente estaría de acuerdo con las condiciones de la deuda y deberá pagar o se podrán embargar sus bienes.
  • El cliente se opone y se acabará en un juicio normal.

Aunque este procedimiento se ha simplificado, cualquier proceso judicial es muy tedioso. Por ello, agota primero todas las demás alternativas: enviar recordatorios de impagos al cliente, llamarlo por teléfono o renegociar las condiciones de pago de la factura.

El Ministerio de Justicia pone a disposición del ciudadano una guía práctica sobre el proceso monitorio.

Datos generales: Debitoor permite mediante sencillos pasos crear recordatorios para tus facturas impagadas. Debitoor es un programa de facturación, diseñado para pequeñas empresas y autónomos.

Es simple, intuitivo y eficiente. Comienza ahora gratis. Incluye facturación y gastos, más la gestión total de tu lista de clientes y productos.