Guía para empresas y autónomos

Tu programa de facturación y contabilidad

Cómo abrir un negocio online

Cuando quieres montar un negocio online, has de cumplir ciertos requisitos legales específicos del comercio electrónico.


Montar un negocio online tiene sus ventajas. Y también sus inconvenientes, claro. Las ventajas son, a primera vista, el ahorro de costes. Una tienda virtual, por ejemplo, te ahorra los costes asociados al mantenimiento de un local. Y si eres autónomo, esto resulta un punto a tu favor.

Un negocio online también se asocia a la velocidad. Ya habrás oído eso de "en un par de clics...". No queremos ser aguafiestas, pero te adelantamos que necesitarás más de un par de clics para ponerlo en marcha.

Los ingredientes básicos que necesitas para abrir un negocio online son los siguientes:

  • Un producto o servicio.
  • Una página web.
  • Una forma de pago segura.
  • Plan de marketing para dar a conocer tu negocio.

No vale, eso sí, con ponerlos en la batidora y darle al botón (o hacer clic). Como en los buenos platos, hay que saber combinarlos en su justa medida y en su justo momento.

Y tampoco conviene olvidar las obligaciones legales, porque cumplimentarlas te llevará más de un par de clics.

faq-spain-negocio-online-2015-03-04.jpg

Los requisitos legales para abrir un negocio online

Los primeros pasos para abrir un negocio online no se distinguen de cualquier negocio. Es decir:

Pero aquí no basta. Luego has de dar unos pasos específicos del negocio online que están regulados por la ley de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico (LSSICE) que convendría que te leyeses detenidamente.

Esta normativa exige, en su artículo 10, que la siguiente información esté disponible para los usuarios y administraciones de forma permanente, fácil, directa y gratuita:

  • Nombre o denominación social de la empresa y su domicilio.
  • Los datos de su inscripción en el Registro Mercantil.
  • Dirección de correo electrónico.
  • Número de identificación fiscal.
  • Información clara y exacta sobre el precio del producto o servicio. Has de aclarar si incluye los impuestos aplicables y los gastos de envío.
  • Códigos de conductas a los que se adhiere la empresa.

En otros artículos de la ley hay otras directrices que son imprescindibles, como es lo relativo a la publicidad por e-mail. El artículo 20 indica:

  • Prohibición de spam (no puedes enviar correos electrónicos no solicitados por el cliente).
  • En la comunicación publicitaria has de identificar el remitente (tu empresa) y aclarar que se trata de publicidad.

Por último, has de tener en cuenta los siguientes derechos del usuario y las reglas de la contratación online (artículos 22 y 27):

  • El usuario podrá revocar en cualquier momento su suscripción a las comunicaciones comerciales sólo con notificarlo.
  • El usuario ha de recibir información clara, comprensible e inequívoca sobre todos los trámites de la contratación.

Además de la ley de comercio electrónico, has de tener en cuenta la ley de protección de datos de carácter personal (LOPD) y has de inscribirte en la Agencia Española de Protección de Datos. Recuerda que los datos de tus clientes han de estar bien asegurados.

Como puedes ver, sólo el aspecto legal te puede llevar más de un par de clics. Pero antes has de haber tomado los ingredientes señalados al principio y haberlos combinado bien.

La estupenda página web de Emprendedores te muestra paso a paso cómo montar un negocio online, desde la idea inicial hasta su implementación pasando por aspectos como los proveedores, el plan de marketing, el logo o los clientes. ¡No te lo pierdas!

Datos generales: Ahora que vas a emprender puedes usar tu programa de facturación Debitoor, diseñado para autónomos y pequeñas empresas. Es simple, intuitivo y eficiente. Comienza ahora gratis. Incluye facturación y gastos, más la gestión total de tu lista de clientes y productos.