Guía para empresas y autónomos

Tu programa de facturación y contabilidad

Trámites de facturación para exportar e importar fuera de la UE

Para exportar fuera de las fronteras de la Unión Europea e importar bienes hay que seguir algunos procedimientos y trámites. EORI, DUA, facturas comerciales e impuestos aduaneros son aspectos que has de tener en cuenta.


La facturación al extranjero o comercio internacional puede dividirse en dos tipos:

  • Las operaciones intracomunitarias, que son las que tienen lugar entre empresas y profesionales dentro de la Unión Europa (UE).
  • Las operaciones entre una empresa o profesional de la UE y un país no comunitario.

Los trámites para las primeras son muy sencillos. Los trámites y procedimientos para la exportación e importación fuera de la UE son algo más complejos.

Para exportar e importar fuera de la UE has de seguir unos ciertos trámites

¿Cómo exportar fuera de la Unión Europea?

1) Registro y obtención del código EORI

Al igual que con las operaciones intracomunitarias, para poder comercializar con operadores internacionales no comunitarios hay que solicitar un código, llamado EORI (número de registro e identificación de operadores económicos).

El EORI es algo así como el NIF-IVA de los operadores intracomunitarios, pero en versión extracomunitaria.

Conviene no confundirlos, porque suelen ser iguales. Ambos se conforman siguiendo la misma estructura: el código de país (ES, para España) seguido del NIF del operador.

Sin embargo, pese a la similitud, estar dado de alta en el censo de operadores intracomunitarios (ROI) no significa que ese número se pueda usar como código EORI.

Hay que solicitarlo en la Agencia Tributaria (tarda un máximo de 48 horas) y obtenerlo significa ya formar parte del censo de operadores económicos para poder exportar e importar.

2) Trámites en la aduana: DUA (Documento Único Administrativo)

El Documento Único Administrativo (DUA) es un impreso que se debe presentar obligatoriamente en la aduana, tanto para los que exportan como para los que importan bienes y servicios de un país no comunitario.

Se trata de un documento de carácter tributario y está formado por 8 folios que se deben rellenar y entregar según el tipo de de operación.

3) Documentos comerciales: facturas comerciales, facturas proforma, etc.

Existen hasta 7 tipos de documentos comerciales que se deben presentar en la aduana según el tipo de bien o servicio que se vaya a exportar (es el exportador quien se encarga de estos documentos):

  • La factura proforma. Se trata de un documento provisional sin valor fiscal pero sí comercial, cuya finalidad es que el comprador disponga de toda la información de la operación. También se usa para el envío de muestras.
  • La factura comercial. Es el documento que acredita la transacción entre el vendedor y comprador. Tiene valor fiscal y contable.
  • La factura consular. Es un documento que acredita el valor, la cantidad y el origen de la mercancía a exportar y que sirve como base para el cálculo del arancel a aplicar.
  • Lista de contenido. Es un documento en el que se especifica los bienes a exportar. Se deben identificar con un número o referencia.
  • Factura aduanera. Es un documento que detalla las operaciones que algunos países importadores exigen al exportador y que puede servir como base de la factura comercial.
  • Certificados de origen. Su finalidad es acreditar el origen de la mercancía. Generalmente, son expedidos por las Cámaras de Comercio.
  • Cuadernos ATA y CPD. Son documentos que se usan para que un exportador puede desplazar mercancías fuera de sus fronteras nacionales para exposiciones, ferias u otro tipo de muestras. El cuaderno CPD se usa para Taiwán. El ATA para los países que forman parte de esa área comercial.

Los impuestos aduaneros para exportación e importación

El comercio internacional extracomunitario está sujeto a impuestos aduaneros, que detallamos a continuación. :

  • Impuestos aduaneros a la exportación. La cuantía depende del país de destino. Hay países que no los aplican.
  • Impuestos aduaneros a la importación. Se aplica en mercancías con un valor superior a 150 euros. La cuantía puede ir de 4% a 48,5% sobre el precio de la mercancía. Depende de factores como el tipo de producto y el país de destino.

Los impuestos aduaneros no deben ser confundidos con el IVA transfronterizo. Cuando se trata del IVA a la importación, este es generalmente del 21% (aunque también se puede aplicar el 10% o el 4%, según el tipo de producto) y solo se aplica si la mercancía supera los 22 euros.

Las exportaciones están exentas de IVA.

Encontrarás información más extensa y detallada en el documento elaborado por el Instituo de Comercio Exterior (ICEX) de España: Guía de trámites y documentos de exportación.

Datos Generales Debitoor es un programa de facturación diseñado para gestionar la facturación y contabilidad de autónomos y pequeñas empresas. Es sencillo e intuitivo. Comienza ahora gratis.