Guía para empresas y autónomos

Tu programa de facturación y contabilidad

La importancia de una auditoría contable

Una auditoría contable comporta muchos beneficios para tu empresa. No sólo mejora la transparencia y fiabilidad frente a terceros, sino que también mejora la calidad interna de la gestión.


La importancia de una auditoría contable para tu empresa

¿Qué es una auditoría contable?

La auditoría contable - también conocida como auditoría financiera - es una revisión de las cuentas anuales de una empresa.

El propósito es que la empresa se rija por las normas de contabilidad del país o, por decirlo con otras palabras, que el resultado de las cuentas refleje una imagen real y no esté cargada de vicios, errores u omisiones.

Generalmente, las realiza un auditor interno o externo a la empresa, dependiendo del tamaño de esta y de la legislación nacional, que puede obligar a realizar auditorías periódicas a determinadas empresas.

Por qué hacer una auditoría contable

Una auditoría contable se suele hacer de cara a terceros (accionistas, inversores, entidades de crédito, proveedores, clientes, etc.). En tal caso, solo cobra valor si la auditoría es externa, es decir, realizada por una entidad independiente.

Sin embargo, una auditoría también tiene un valor interno, esté hecha o no por una entidad independiente. Gracias a ella se pueden tomar decisiones en base a cifras reales de la empresa. Por ejemplo, una nueva inversión, contratación de trabajadores o una posible expansión hacia nuevos nichos de negocio.

Estas ventajas, no obstante, se derivan de la principal ventaja de la auditoría, a saber, unas cuentas más fidedignas.

Quién está obligado a hacer una auditoría contable

La legislación española solo obliga a hacer una auditoría por parte de una entidad independiente a las empresas que reúnen las siguientes condiciones:

  • Cuando el activo supera los 2,85 millones de euros.
  • Cuando la cifra de negocios es superior a 5,7 millones de euros anuales.
  • Cuando el número de empleados supera los 50.

Que una empresa no reúna estos criterios no quiere decir que no deba hacer una auditoría. Si bien es cierto que no es obligatorio legalmente, sí que es recomendable de cara a una mayor transparencia y mejor toma de decisiones.

En situaciones como la búsqueda de nuevos inversores o de créditos o préstamos bancarios, una auditoría financiera externa siempre será de gran ayuda.

Ventajas de una auditoría contable

Son muchos los beneficios de auditar las cuentas de un negocio. En general, una auditoría ofrece mayor transparencia y fiabilidad a terceros. Pero hay mucho más, desde un punto de vista interno:

  • Mejora la forma de gestionar la contabilidad.
  • Ayuda a mejorar los controles internos.
  • Detecta fallos, errores u omisiones, lo que ayudará a su posterior corrección.
  • Detecta posibles situaciones de fraude.
  • Ayuda a un mejor conocimiento sobre el estado patrimonial de la empresa.

En definitiva, una auditoría contable supone una conjunto de beneficios importantes tanto para terceros interesados como para la propia toma de decisiones de la empresa.

Datos Generales Debitoor es un programa de facturación y contabilidad online, pensado para pequeñas empresas y autónomos. Debitoor es simple, intuitivo y eficiente. Comienza ahora gratis.