Guía para empresas y autónomos

Tu programa de facturación y contabilidad

La pensión de jubilación de los autónomos

Los autónomos pueden solicitar una pensión de jubilación al terminar su vida profesional. Aunque se aplican los mismos criterios en la cuantía a percibir que con cualquier trabajador, el cálculo resulta algo más engorroso.


La pensión de jubilación es una prestación económica a la que también tienen derecho los trabajadores autónomos.

Para percibirla, han de cumplir una serie de requisitos que te explicamos en el artículo la jubilación de los autónomos de nuestra Guía para autónomos y pequeñas empresas.

La pensión de jubilación de los autónomos: su cálculo, pensión máxima y pensión mínima

El cálculo de la pensión de jubilación de los autónomos

Para calcular la pensión de jubilación, los autónomos han de tener en cuenta dos factores:

  • La base reguladora, que es la media de la base por la que ha cotizado el autónomos. El cómputo se estima en años: en 2019 eran 22 años, número que se irá alargando hasta los 25 años en 2022.
  • El porcentaje que se aplica a la base según los años que se han cotizado.

La vida laboral de un autónomo es algo más complicada que la de un trabajador por cuenta ajena. De ahí que, a veces, el cálculo resulte complicado.

El autónomo puede valerse, ahora bien, de una herramienta precisa desarrollada por la Seguridad Social: el autocálculo de la pensión.

La pensión máxima de jubilación de un autónomo

La pensión máxima de jubilación de los autónomos, con independencia de los cálculos, se fija cada año por decreto del Gobierno.

En estos casos, su pensión máxima es la misma que la de cualquier trabajador. Así, en 2019 la pensión máxima era de 2.659,41 euros.

La pensión mínima de jubilación de un autónomo

La pensión mínima de un autónomo, sin embargo, es distinta que la de un asalariado. Para poder percibir una pensión contributiva (es decir, por lo cotizado profesionalmente), tiene que haber cotizado un mínimo de 22 años (dos años en los 15 años previos a la jubilación) en 2019 (25 años a partir de 2022).

Ahora bien, si tomamos como base reguladora la media de haber cotizado por la base mínima de cotización - como hace la gran mayoría de autónomos - entonces el resultado no puede ser más desesperanzador para los autónomos: a mínima cotización, mínima pensión.

De ahí que las distintas asociaciones de autónomos recomienden siempre aumentar las bases de cotización a medida que uno se acerca a la edad de jubilación.

Esta es una decisión que requiere, por parte del autónomo, una planificación a largo plazo, pues una vez llegado a los 47 años, el autónomo ya no puede aumentar su base de cotización.

Más información en: ¿Qué riesgos corre el autónomo que cotiza por la base mínima?

Datos Generales

Debitoor es un programa de facturación para autónomos y pequeñas empresas. ¡Comienza ahora gratis!