Glosario de contabilidad

Más de 150 entradas en nuestro glosario de contabilidad

  1. Activo
  2. Activo fijo
  3. Activo circulante
  4. Fondos Propios
  5. Reservas
  6. Patrimonio neto
  7. Pasivo corriente
  8. Pasivo no corriente
  9. Pasivo

Fondo de maniobra - ¿Qué es el fondo de maniobra?

El fondo de maniobra de una empresa, también conocido como fondo de rotación, capital corriente o capital de rotación, es el pasivo no corriente y patrimonio neto (es decir, el llamado capital permanente) que financia al activo corriente.

Para determinar la cuantía del fondo de maniobra, es importante analizar el balance de situación.

El fondo de maniobra es por tanto el conjunto de los recursos financieros a largo plazo que una empresa necesita para llevar a cabo su actividad en el corto plazo.

¿Cómo se calcula el fondo de maniobra?

El cálculo del fondo de maniobra nos ayuda a entender la salud financiera de nuestro negocio en el corto plazo.

La fórmula para el cálculo del fondo de maniobra es bastante sencilla:

Fondo de maniobra = Activo Corriente - Pasivo Corriente

El origen de esta fórmula se puede ver reflejado en la siguiente imagen:

Fondo de maniobra

Si el fondo de maniobra es positivo, es decir, el activo corriente es superior al pasivo corriente, esto quiere decir que la empresa goza de buena salud y tiene suficiente liquidez para hacer frente a sus obligaciones en el corto plazo. A mayor fondo de maniobra, más saneada la empresa estará.

Si por el contrario, el fondo de maniobra es negativo, esto conlleva que el pasivo corriente es superior al activo circulante, por lo que la empresa carecerá de recursos para hacer frente a las obligaciones a corto plazo.

Un fondo de maniobra negativo puede suponer la suspensión de pagos en el largo plazo.

Si el fondo de maniobra es igual a 0, existe la posibilidad de entrar en una situación de riesgo en cuanto a la liquidez.

Aunque existen excepciones a esta norma, lo común es que cuando el fondo de maniobra sea positivo, la empresa esté saneada y su liquidez sea buena y cuando el fondo de maniobra sea negativo, la empresa se encuentre en problemas.

¿Por qué es tan importante mantener el fondo de maniobra positivo?

Como acabamos de explicar, lo ideal es que la empresa mantenga un fondo de maniobra positivo en el tiempo, lo cual garantiza la continuidad de su actividad. Conocer el fondo de maniobra permite al empresario conocer su capacidad "de maniobra" y hacer frente a las obligaciones en el corto plazo.

Aunque como tal, no existe un fondo de maniobra ideal, una empresa ha de asegurarse unos niveles mínimos de stock en el almacén, tesorería y saldos a clientes que sean cobrables.