Glosario de contabilidad

Más de 150 entradas en nuestro glosario de contabilidad

  1. Activo
  2. Activo circulante
  3. Balance de situación
  4. Ratio de solvencia

Activo no corriente mantenido para la venta - ¿Qué es un activo no corriente mantenido para la venta?

Se trata de un activo fijo cuyo valor se recupera mediante la venta en lugar de por el uso continuado, siempre y cuando reúna las condiciones para su venta.

Gestiona tus gastos como activos en el programa de facturación de Debitoor. ¡Comienza ahora!

Los activos fijos o no corrienes suelen tener una vida útil, que indica los años en que dicho activo estará operativo para la empresa.

Su valor contable se recupera, por tanto, al final de la vida útil, después del proceso de amortización.

No obstante, desde el nuevo Plan General Contable, se introduce lo que se conoce como activo no corriente mantenido para la venta. ¿La diferencia con el resto de los activos? Que en aquellos su valor contable se recupera con la venta, en lugar de al final de su vida útil.

Condiciones de un activo no corriente mantenido para la venta

La norma de registro y valoración 7.ª señala las condiciones que se han de cumplir para que un activo no corriente sea reclasificado como activo no corriente mantenido para la venta:

  • Tiene que haber un plan para venderlo (búsqueda de comprador, etc.).
  • El activo debe venderse a un precio razonable, en relación con su valor actual.
  • La venta del activo ha de realizase en el mismo año en que se reclasifica como mantenido para la venta (a no ser que se den circunstancias ajenas a la empresa que obliguen a postergar la fecha).
  • Que el plan para venderlo indique la improbabilidad de que al final no sea vendido.

Cómo se reclasifica un activo no corriente en un activo no corriente mantenido para la venta

Una vez se han cumplido todos los requisitos indicados en el apartado anterior, se debe amortizar el activo hasta la fecha de venta.

La reclasificación del activo deberá ser menor a los siguientes valores:

  • El valor contable.
  • El valor razonable de venta en neto.

Puede ocurrir que la empresa deba reclasificar de nuevo el activo por circunstancias ajenas. En tal caso, deberá seguir unas ciertas normas, de modo que el valor al reclasificarlo sea menor al valor contable anterior a la reclasificación como activo no corriente mantenido para la venta y el importe recuperable.

De haber diferencias, deberán registrarse en la cuenta de resultados.